Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez prorroga un mes el secreto de sumario de la Operación Malaya

El instructor teme la destrucción de pruebas y que queden "impunes" delitos muy graves

Miguel Ángel Torres, instructor del caso Malaya, no quiere manipulaciones. Ha ampliado otro mes el secreto de la investigación de Marbella para evitar que "queden impunes hechos muy graves". El juez advierte en un auto que el número de personas que habrían pagado a José Antonio Roca, ex gerente de Urbanismo y presunto cerebro de la trama, se incrementa "de forma continua" y señala que aún no se ha localizado todo su patrimonio.

El juez instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, ha decidido prorrogar un mes el secreto de sumario para evitar "interferencias o manipulaciones de las partes tendentes a obstaculizarla" la investigación sobre la corrupción en Marbella.

La presunta implicación de más de 60 personas y la "multiplicidad" de conductas delictivas han provocado esta prórroga para prevenir "la posible destrucción de pruebas u ocultación de indicios", según señala Torres en un auto del 14 de julio. El secreto de las actuaciones supone que sólo el fiscal tiene acceso a ellas.

El instructor teme que si la investigación se hace pública, cabe la posibilidad "de que hechos muy graves queden impunes". El juez alude a la "multitud" de líneas de investigación abiertas por "el elevado número de sociedades y personas que se dedican a ocultar, transformar e invertir fondos ilícitos". También subraya el "amplio repertorio" de maneras de cometer delito "verdaderamente sorprendentes".

El número de personas que habrían pagado al ex responsable de Urbanismo en el Ayuntamiento de Marbella y presunto cabecilla de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca, "aumenta de forma continua", igual que el número de ex ediles a los que le habría dado dinero.

Hace menos de un mes fueron detenidas 30 personas que, o bien pagaron presuntamente a Roca para poder realizar "lucrativos" negocios, o bien recibían fondos para cumplir "sus designios". El juzgado ha abierto nuevas líneas de investigación que requieren "un examen minucioso y paciente sin interferencia".

Torres sostiene que localizar todo el patrimonio de Juan Antonio Roca merece un capítulo aparte y que es "esencial no sólo el secreto sino el mantenimiento de algunas de las prisiones acordadas". El ex responsable del Planeamiento Urbanístico consideraba el Ayuntamiento "una estructura criminal cuyo único fin es la creación de riqueza hurtada a los fines públicos". Cuatro de los empresarios detenidos han reconocido al instructor que le pagaron comisiones.

El examen de la documentación intervenida, que "ocupa varias dependencias", multiplica "en proporción geométrica el número de personas investigadas", continúa el auto. El juez analizará la información obtenida con las detenciones y los registros, "sin olvidar los propios datos aportados por los detenidos en sus declaraciones".

La Operación Malaya, iniciada el 29 de marzo, supone la presunta implicación de 63 personas, de las que 23 permanecen encarceladas. Los dos últimos ex alcaldes de Marbella, Julián Muñoz y Marisol Yagüe, y una decena de ex concejales del municipio, además de empresarios o abogados están en la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga). Los últimos en ingresar han sido Julián Muñoz, el ex edil andalucista Pedro Pérez y el presidente y el director de la promotora inmobiliaria Aifos, Jesús Ruiz Casado y Jenaro Briales, respectivamente.

Todos permanecen desde el pasado jueves en el módulo de ingresos de Alhaurín, pendientes de su ubicación definitiva, según fuentes penitenciarias. Muñoz comparte celda con un recluso ajeno a Malaya, Pérez está solo y los dos empresarios comparten celda. Todos pasaron la revisión médica el viernes, primer día de estancia, en el que ninguno de ellos recibió visitas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 2006