Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naturgas completa su expansión en Euskadi con el acuerdo para comprar la compañía alavesa Gasnalsa

Naturgas, la principal empresa del sector en Euskadi, tiene todas las opciones de completar su expansión con la compra del 40% de las acciones de Gasnalsa. Tras hacerse con el 100% de las compañías de distribución de gas en Bilbao y San Sebastián, ahora se presenta como la principal aspirante a hacerse con la mayoría del capital de la firma alavesa.

El Ayuntamiento de Vitoria anunció ayer que tanto el consistorio como la Diputación venderán el 40% de su participación en Galsnalsa por 36 millones de euros y que será adquirida previsiblemente por Naturgas. "Aunque la decisión última corresponde al Consejo de Administración de Gasnalsa", matizó el teniente de alcalde del Ayuntamiento vitoriano, Javier Maroto.

Álava era el único territorio en el que las instituciones públicas aún mantenían el control de las compañías de distribución locales. Gasnalsa fue, precisamente, la primera que se creó en los oños 80 del siglo pasado para impulsar esta energía. El Ayuntamiento de Bilbao recibió en marzo una cantidad similar, 36,5 millones, por la venta del 50% de sus acciones de Bilbogas a Naturgas. En la compañía alavesa, Naturgas (controlada por Hidrocantábrico, a su vez filial de la portuguesa EDP) dispone de otro 40% y el 10% restante está en manos de Gas Natural.

El teniente de alcalde de Vitoria Javier Maroto (PP) aseguró ayer que Gasnalsa ha cumplido el servicio social por el que nació. Agregó que la venta no afectará a los servicios a la población y que incluso podría suponer una rebaja en las tarifas. Afirmó que hay "garantías" para el mantenimiento de los puestos de trabajos de los empleados.

Maroto rechazó "posibles suspicacias" en la operación por los antecedentes en Vizcaya y Guipúzcoa, donde recordó que las instituciones han vendido sus participaciones en las compañías de gas. El portavoz del PSE en Vitoria, Juan Carlos Alonso, criticó las formas de la operación. "No prejuzgamos su sentido ni su idoneidad", dijo antes de calificarla como "nueva cacicada" por no haber consultado con los demás grupos "la venta de la única sociedad que da beneficios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 2006