La presunta asesina de ancianas guardaba un gran botín de joyas

La acusada alega al juez que "no está preparada" para declarar

Remedios Sánchez Sánchez, la presunta asesina de ancianas de Barcelona, guardaba en diversas dependencias de su domicilio particular más de 250 joyas de todo tipo y enseres de valor que supuestamente había sustraído a sus víctimas. La mujer fue trasladada ayer al juzgado que ha asumido la investigación del caso y como ya hiciera cuando fue detenida, se negó a declarar. "No estoy preparada", explicó ayer al juez del caso.

El informe elaborado por los Mossos d'Esquadra describe al detalle el resultado de la entrada y registro realizado en el domicilio de Remedios Sánchez. En todas las habitaciones, la policía autonómica encontró algún objeto de valor, bien fuera esparcido encima de una mesa, como ocurrió en el comedor de la vivienda, o en la encimera, donde en el momento del registro se encontró un anillo y tres juegos de pendientes.

En la cocina se encontraron un total de seis cajas con joyas. En ellas se guardaban media docena de relojes, en un caso, pendientes e imperdibles de oro en otro, o bien anillos, pulseras, cadenas, brillantes o agujas doradas de corbata. En la misma cocina la policía también encontró tres libretas bancarias y dos tarjetas de crédito de Maria S., una de las mujeres supuestamente asesinadas por Remedios Sánchez.

También en el baño había una decena de joyas variadas, aunque la inmensa mayoría del botín se halló en un mueble que estaba en la habitación de matrimonio. En uno de los cajones aparecieron 22 monedas antiguas, en otro una bolsa de plástico con 12 joyas, otra caja de cartón guardaba seis joyas más y en un monedero de piel se halló un llavero con el número 50. Probablemente fuera un recuerdo de un aniversario de bodas de Jordi y Sònia, cuyos nombres aparecen en el reverso con una fecha del año 1997.

Monederos y cajas

En ese mismo mueble se descubrieron también dos monederos, uno de ellos con 41 joyas, así como una caja metálica de galletas con 17 joyas. Y 21 monedas, billetes antiguos, agujas de oro y collares. En el atestado de los Mossos figura la identidad de dos personas que afirman haber comprado joyas a Remedios Sánchez, aunque ésta se identificaba con otro nombre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Después de la negativa de ayer a declarar la mujer, el juez instructor del caso, Jaime Conejo, ha fijado para el próximo 5 de septiembre una rueda de reconocimiento de la acusada. El magistrado ratificó ayer la situación de prisión de la mujer, un trámite que marca la ley porque no fue él quién la había acordado, sino el juez que estaba de guardia cuando fue detenida.

El atestado policial elaborado por los Mossos d'Esquadra contiene la declaración de varios vecinos de las víctimas e incluso de alguno de las mujeres que sobrevivió al intento de asesinato, en las que reconocen con absoluta fiabiliad o con un alto índice de probabilidades a Remedios Sánchez. Las imágenes que la policía mostró corresponden a dos fotogramas en los que se aprecia a la mujer caminando sola por un anden de la estación de Sant Andreu, así como una grabación recogida por una entidad bancaria en la avenida de la Verge de Montserrat, muy cerca de donde vivía la primera de las mujeres asesinadas, Josefa C. También figuaran imágenes de la acusada en alguna de las salas de juego a las que solía acudir después de robar a sus víctimas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS