Airbus lanza un nuevo A350 para ganar el terreno perdido frente a Boeing

La versión actualizada del avión europeo tardará cuatro años en salir al mercado

El consorcio aeronáutico europeo Airbus presentó ayer en Londres la versión revisada de su futuro modelo A350, cuyo proyecto inicial había recibido un gran número de críticas entre sus actuales clientes. En un ambiente de nervios, tras la crisis vivida por el consorcio en las últimas semanas, el nuevo presidente y consejero delegado de Airbus, Christian Streiff, aseguró que la nueva versión del A350 estará en condiciones de competir con el Boeing B787 Dreamliner, que probablemente contará con la ventaja de salir al mercado con cuatro años de adelanto.

Más información
Nuevos pedidos para el fabricante americano

La presentación del nuevo A350 fue más ficticia que real, porque el proyecto no tiene aún el visto bueno formal de los accionistas del consorcio para realizar una presentación comercial [el consorcio que fabrica el aparato es filial de EADS, en el que participan Alemania, Francia y España]. La decisión de los accionistas se producirá el próximo octubre.

Airbus aprovechó el gran eco que siempre concita el gran salón británico de la aeronáutica, la feria de Farnborough, para lanzar el nuevo A350 y distraer la atención sobre la crisis desatada al conocerse el retraso que lleva el gran proyecto del consorcio europeo, el gigantesco Airbus A380, capaz de transportar a 555 pasajeros.

La crisis provocó la caída de la cúpula dirigente de EADS, el principal accionista de Airbus, y del propio consorcio, el hundimiento de las acciones, que perdieron un 26%.

Ha sido una crisis provocada por la falta de transparencia de la anterior dirección, pero también la repentina constatación de que Airbus está perdiendo la batalla comercial del futuro inmediato ante su gran rival, Boeing.

Los norteamericanos creen que Airbus se equivocó al apostar por el A380, no sólo porque éste está tardando en llegar más de lo que se esperaba, sino porque ese proyecto ha quitado recursos al desarrollo del A350, un avión de tamaño medio que a juicio de Boeing se ajusta más a lo que pide el mercado.

El 350 de Airbus va acompañado de las siglas XWB: un cuerpo extra ancho (por el inglés "extra Wide body"). Según Christian Streiff, el nuevo A350-XWB "es un diseño enteramente nuevo", con un cuerpo central más ancho que la anterior versión, nuevas alas y una cabina "que se beneficia de la utilización de la última tecnología desarrollada por el A380".

Compañías perjudicadas

Habrá tres versiones diferentes; el A350-900, el primero en salir al mercado, tendrá una capacidad 314 pasajeros. El A350-800 acomodará a 270 pasajeros y la versión A350-1000 tendrá una capacidad de 350 pasajeros. El nuevo modelo espera reducir en un 30% el consumo de carburante de su anterior modelo.

Pero es también un proyecto más caro, con un coste que se acerca a los 10.000 millones de dólares (unos 8.000 millones de euros), casi el doble de lo proyectado en su día, y que llega también con retraso porque difícilmente podrá estar en el mercado antes de 2012, cuatro años más tarde que el B787.

Los expertos creen que es prácticamente imposible que Airbus pueda acelerar esa salida, precisamente porque sus ingenieros están absorbidos por los problemas que ha generado el proyecto A380.

Streiff admitió en la rueda de prensa de que la empresa pasa "un momento de crisis" y afirmó que la mejor medicina para superarla es "el regreso a los fundamentos básicos de la compañía". Los problemas de Airbus no se reducen a las quejas y las malas ventas suscitadas por el A350 o la crisis desatada por los retrasos del A380.

También el modelo A340 está teniendo problemas frente al renovado Boeing 777 de dos motores, que se está vendiendo 10 veces mejor debido a su gran eficiencia energética, un punto que se ha convertido en clave en un escenario de altos precios del petróleo.

Y aún puede haber más problemas en el horizonte si las compañías perjudicadas por el retraso del A380 deciden pedir compensaciones a Airbus. Podría ser el caso de Virgin Atlantic, que ayer confirmó que está estudiando esa posibilidad.

Varios fotógrafos toman imágenes de la maqueta del nuevo A350, presentada en la feria de Farnborough.
Varios fotógrafos toman imágenes de la maqueta del nuevo A350, presentada en la feria de Farnborough.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS