Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP impone una investigación de sólo un mes sobre el accidente del metro de Valencia

Ferrocarrils anuncia ahora la instalación de balizas de frenado automático en la línea 1

La comisión de investigación de las Cortes Valencianas sobre el accidente del metro de Valencia del día 3, que ayer sumó su víctima número 43, durará como máximo un mes. El PP, con mayoría absoluta en la Cámara, impuso su criterio de liquidar en el mínimo tiempo posible la investigación de las causas, en contra de la oposición, que consideró insuficiente un mes, máxime en pleno verano. Por otro lado, pese a que la Generalitat ha defendido desde el primer día que la línea 1 es segura, ayer Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) anunció la próxima instalación de más balizas de frenado automático.

La comisión parlamentaria de investigación sobre al accidente del metro de Valencia se constituirá el próximo lunes, con un mes por delante para elaborar un dictamen de conclusiones. El PP no quiere alargar la investigación de un asunto ante el que muestra crecientes síntomas de incomodidad. Cuanto menos debate, mejor.

Para empezar, ayer forzó el Reglamento de las Cortes para acumular las iniciativas de los tres grupos parlamentarios que pedían la creación de una comisión de investigación de manera que se debatieran al mismo tiempo, en un intento de poner sordina al debate. Y acto seguido rechazó los argumentos y las ofertas de negociación de la oposición, que pedía tres meses de investigación, aunque que se mostró dispuesta a cerrar el asunto en dos.

El portavoz del PP, Serafín Castellano, explicó que ante hechos "excepcionales" como el del accidente del metro "se necesitan respuestas, explicaciones y aclaraciones lo más inmediatas posible", por respeto a los ciudadanos, a la memoria de las víctimas y a los usuarios. El diputado popular puso el ejemplo de la comisión de investigación del incendio de Guadalajara, el pasado año, que se celebró en el mes de agosto. Pero los portavoces de la oposición le recordaron que previamente había dimitido la consejera de Medio Ambiente y el presidente de la comunidad había comparecido ante el Parlamento regional, mientras que desde el accidente del metro de Valencia el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, está "desaparecido", ha rehuido a los medios y ni su consejero de Infraestructuras y Transporte, José Ramón García Antón, ni ningún cargo de su departamento ni de la empresa FGV ha hecho siquiera amago de dimitir.

Castellano acusó a la oposición de intentar "alargar el debate para adaptarlo a su propia agenda político-electoral", mientras aquellos consideraron que el PP ya tiene "las conclusiones redactadas". El socialista Andrés Perelló advirtió a los populares de que no hay que dejarse llevar "por la velocidad, que puede hacernos descarrilar". Joan Antoni Oltra, de Esquerra Unida-L'Entesa, afirmó que lo que busca el PP es "liquidar" el asunto cuanto antes, para que no influya en "el próximo periodo electoral".

Mientras, el Comité de Seguridad en la Circulación de FGV anunció ayer medidas para mejorar la seguridad en la línea 1, pese a que la Generalitat ha repetido desde el primer día que su trazado es seguro. Las medidas más destacadas son la instalación de nuevas balizas para complementar el sistema de Frenado Automático Puntual (FAP) y el aumento de las funciones de las ya existentes, informa Rosa Biot.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de julio de 2006