Los madrileños, los que más se quejan por el mal funcionamiento de la justicia

Los juzgados de Madrid tienen 57.645 casos pendientes, según el Poder Judicial

El mal funcionamiento de la justicia en la región ha hecho que los madrileños hayan sido los que más quejas (2.416) han presentado durante el año pasado ante el Consejo General del Poder Judicial, el órgano rector de la judicatura. Eso les convierte en el número 1 de todas las comunidades autónomas, seguidos muy de lejos por andaluces y catalanes. A eso se une la cantidad de casos pendientes que hay en los tribunales madrileños. Sólo en los juzgados de primera instancia de la capital hay pendientes 57.645 casos, según la memoria del Poder Judicial.

El Consejo General del Poder Judicial recibió durante todo el año pasado 11.682 quejas, de las que 2.416 correspondieron a los madrileños. Eso arroja que un 20,78% de las denuncias recogidas en toda España. Le siguen, de lejos, Andalucía (1.559) y Cataluña (1.444).

El Poder Judicial también visitó 204 órganos judiciales, lo que supone la mitad de los existentes en la región. Allí se han estudiado la carga de trabajo, los asuntos resueltos, los pendientes, el tiempo medio de respuesta y la tasa de congestión, entre otros aspectos.

Los datos más relevantes son que los 72 juzgados de primera instancia e instrucción de la capital acumulan 57.645 casos, lo que representa la carga de trabajo de todo el año. Sólo en 2005 le entraron a los magistrados madrileños 64.000 nuevos expedientes. A ello se une que se resuelven menos casos de los que entran, según el Poder Judicial.

Uno de los problemas a los que se enfrentan los juzgados madrileños es su gran dispersión. En la actualidad cuentan con 12 sedes en puntos distantes como la plaza de Castilla, Julián Camarillo (San Blas) y María de Molina (Tetuán). "El grado de satisfacción es en general aceptable, detectándose los problemas de la dispersión, la falta de amplitud y ausencia de comodidades para ejercitar la función jurisdiccional. En el momento actual son problemas insoslayables, que serán subsanados con la nueva ciudad judicial", recoge la memoria del Poder Judicial.

La nueva Ciudad de la Justicia se levantará en un enorme solar de 202.369 metros cuadrados en Valdebebas. Está previsto que este enorme complejo judicial formado por 14 edificios diseñados por los arquitectos Frechilla y López-Peláez entre en funcionamiento a finales de 2007.

Uno de los problemas más importantes a los que se enfrenta la Audiencia Provincial precisamente es la dispersión de las sedes. Tiene cuatro desperdigadas en las calles de Santiago de Compostela (Fuencarral), Ferraz (Moncloa), Francisco Gervás (Tetuán) y General Martínez Campos (Chamberí).

El análisis del Poder Judicial revela que la región ocupa el cuarto puesto en la lista de las comunidades con mayor tasa de litigiosidad, lo que se tradujo en 2005 en 199,98 asuntos registrados por 1.000 habitantes. La media nacional es de 175 asuntos.

La relación entre jueces y habitantes es que cada magistrado atiende a una media de 22.865 vecinos de la capital. Este dato ha mejorado, ya que en el último año han entrado en funcionamiento 12 nuevos juzgados.

El atasco judicial también se da en otros ámbitos de la judicatura madrileña. Sólo la parte penal de los seis tribunales del Menor acumulan 1.690 casos pendientes de resolver. A éstos se unen otros 5.343 en el ámbito civil. La sede de esta sección se halla en la calle de los Hermanos García Noblejas (San Blas).

El partido judicial de Madrid cuenta con 12 juzgados de Familia. El año pasado fueron creados otros dos nuevos para intentar resolver el atasco que sufre esta sección. Tiene en gestión 6.590 casos, lo que representa algo menos de la mitad de los 19.929 que entraron durante el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de julio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50