Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hoteles pueden alquilar habitaciones por horas

El Gobierno regional ha liberalizado el régimen de alquiler de las habitaciones hoteleras para que cada establecimiento pueda ofrecerlas por días, horas o como prefiera. Hasta ahora los hoteles requerían una autorización expresa de la Consejería de Economía para hacerlo. El nuevo reglamento también rebaja la dotación exigida a los baños de los hoteles de cuatro estrellas, que debían tener bañera, como los de cinco. Ahora bastará que tengan ducha, como los de tres. La modificación del reglamento fue aprobada por el Consejo de Gobierno del pasado 20 de abril y el Consejo Económico y Social (CES) ya ha emitido su informe al proyecto. Este organismo consultivo ha aprobado al cambio con los votos favorables de la mayoría que forman el grupo empresarial y los expertos nombrados por el Gobierno regional, y el voto particular del grupo sindical, formado por CC OO y UGT.

La mayoría del CES considera justificado liberalizar el régimen de alquiler de habitaciones, califica los límites que existían de "limitación injustificada al libre ejercicio de la actividad empresarial" y cree que la reforma "dinamizará la actividad hotelera y contribuirá a generar empleo".

El Consejo, por último, añade un argumento pragmático en su informe: "Facturar más de una vez al día cada habitación es una práctica habitual", aunque la normativa no lo ampare.

El reglamento actual sólo establece dos excepciones para poder alquilar más de una vez al día una habitación: la "autorización expresa" de Economía y, en el caso de los hoteles de tres o más estrellas, la oferta de un "uso diurno" por habitación siempre que así se anuncie en las tarifas y se comunique a Economía. El nuevo reglamento da total libertad a los establecimientos hoteleros para comercializar sus habitaciones como deseen.

La segunda modificación cambia las exigencias que deberán cumplir los baños de los hoteles de cuatro estrellas, hasta ahora casi idénticos a los de cinco. Debían tener ducha, bañera, lavabo e inodoro y una superficie mínima de 4,5 metros cuadrados (cinco metros los de cinco). El nuevo reglamento les exime de tener bañera y considera que, al igual que los de tres estrellas, bastará con que tengan ducha.

Estos cambios no han logrado el acuerdo de los sindicatos UGT y CC OO, que en su voto particular ponen tres objeciones al proyecto. La primera es su negativa a la liberalización del régimen de alquiler de las habitaciones, ya que esto modifica las cargas y condiciones de trabajo que deben soportar los empleados de la hostelería según los convenios colectivos vigentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2006