Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciutadans elige como presidente a Albert Rivera, un abogado de 27 años

El fundador de la Asociación por la Tolerancia es el secretario general

Un joven abogado sin experiencia política, Albert Rivera (Barcelona, 1979), y un veterano de las batallas contra la política lingüística de los sucesivos gobiernos de la Generalitat, Antonio Robles, fueron elegidos ayer como presidente y secretario general, respectivamente, del nuevo partido Ciutadans-Partit de la Ciutadanía.

El congreso fundacional del partido, celebrado durante el fin de semana en un hotel de Bellaterra (Vallès Occidental), finalizó ayer tras una disputada elección del comité ejecutivo. La candidatura ganadora se impuso con claridad, por 219 votos contra 49, pero el hecho de que hubiera dos listas lo complicó todo, hasta el extremo de que la clausura prevista para las 13.00 horas se produjo casi cuatro horas más tarde.

El congreso abordó también la definición ideológica del partido. Rivera explicó en su primera conferencia de prensa que Ciutadans "no quiere definirse sobre el esquema clásico derecha-izquierda" y ha optado por definirse "por valores como la libertat, la igualdad, la justicia y el bilingüismo".

Sólo una de las firmantes del manifiesto lanzado hace un año por un grupo de intelectuales y profesionales para la creación de un partido antinacionalista está en el comité ejecutivo: Teresa Giménez Barbat. Los demás se han quedado fuera por propia voluntad.

Muchos de ellos ni siquiera participaron en el congreso. Los que sí acudieron en uno u otro momento fueron Xavier Pericay, Albert Boadella, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Iván Tubau, Félix de Azúa y Félix Pérez Romera.

Lo más probable es que los promotores creen ahora una fundación afín al partido. Pero esto no cierra del todo la posibilidad de que alguno de ellos desempeñe otros papeles. Ayer no se descartaba que algunos, como Boadella y Espada, figuren como candidatos en las elecciones autonómicas previstas para octubre.

Albert Rivera es un licenciado en derecho empleado en los servicios jurídicos de una importante caja de ahorros catalana, que no había militado antes en ninguna organización política y que, según explicó a los periodistas tras ser elegido, se sentía desengañado de los partidos tradicionales tras haber votado a CiU, el PSC y el PP en distintas elecciones.

En cambio, el secretario general, Antonio Robles, es un acreditado activista, que fue fundador de la Asociación por la Tolerancia e impulsor de otro partido político, denominado Iniciativa No Nacionalista (INN), que ha pasado a integrarse en Ciutadans. El actual presidente de la Asociación por la Tolerancia, José Domingo, también figura en la dirección.

Ciutadans tiene tiene unas 50 agrupaciones en Cataluña, pero está implantado también en Andalucía, Madrid, Aragón y Salamanca y en el congreso fundacional han participado unos 50 delegados de fuera de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de julio de 2006