Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Madrid 2016 | Deporte de élite

Madrid 2016 echa a andar

PSOE e IU darán el jueves su respaldo "con condiciones" al proyecto olímpico en un pleno extraordinario

La ciudad de Madrid, tras el sueño frustrado de 2012, vuelve a mirar a otra cita olímpica, la de 2016. Un pleno extraordinario del Ayuntamiento sellará el jueves la solicitud. La oposición municipal apoyará la candidatura, siempre que no se use con fines electorales ante la cita con las urnas de 2007. Mientras la capital planea convertirse en la meca de los deportistas de élite, los ciudadanos aficionados al deporte no lo tienen, a diario, tan fácil. Uno de cada cinco polideportivos presenta deficiencias, según un reciente estudio de una organización de consumidores. En siete piscinas municipales, existentes sólo en 13 de los 21 distritos de la ciudad, los sindicatos piden protección policial para atajar peleas y robos.

Un año después de la derrota de Singapur, que acabó con los sueños de organizar los Juegos de 2012, Madrid 2016 echa a andar. Ayer, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, firmó la convocatoria de un pleno extraordinario para el jueves con una única propuesta: que los grupos municipales se pronuncien sobre "la presentación al Comité Olímpico Internacional, a través del Comité Olímpico Español, de la candidatura para que la ciudad de Madrid organice los Juegos Olímpicos y Paralímpicos del año 2016".

Esta vez la meta estará puesta en octubre de 2009, cuando el COI elegirá a la ciudad ganadora.

Madrid tendrá como posibles rivales a una ciudad estadounidense -Chicago o San Francisco-, otra japonesa que saldrá, el 30 de agosto, de entre Fukuoka y Tokio, Nueva Delhi (India), Roma y Río de Janeiro. El alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, también se ha sumado a la aventura olímpica llevado por la euforia mundialista, pero pone la vista en 2020. "Todos saben que Alemania no tiene ninguna oportunidad para los Juegos de 2016".

Madrid, en cambio, sobre el papel lo tiene más fácil que hace un año cuando tuvo que enfrentarse a Londres, París, Nueva York y Moscú. El proyecto fue muy bien recibido en Singapur por los miembros del COI, quienes han animado a la ciudad a volver a presentarse. Gallardón, en este tiempo de reflexión, no se ha estado quieto y antes de llevar esta propuesta al pleno se ha entrevistado con un docena de dirigentes olímpicos. Pero los respaldos internacionales tienen que ser refrendados antes por la oposición municipal. El COI valora que las ciudades aspirantes cuenten con el respaldo unánime de todos los partidos políticos.

La convocatoria del pleno extraordinario fue recibida con sorpresa por la oposición. "Sabíamos que Gallardón pensaba en ello, pero no que se iba a anunciar ya", se quejó la portavoz del PSOE Trinidad Jiménez.

El grupo socialista respaldará la propuesta. "Pero lo primero que dejaremos claro es que éste debe ser un proyecto no sólo de ciudad, sino de nación". Trinidad Jiménez teme que el PP trate de rentabilizar electoralmente la carrera olímpica. "Por eso pediremos la creación de un órgano con representación de los grupos municipales para que en él se adopten todas las decisiones olímpicas. En nuestra opinión, en el próximo año, antes de las elecciones, sólo se debe hacer lo imprescindible para que el proceso se inicie". En este sentido, Jiménez pidió a Gallardón que cualquier nombramiento de profesionales para la oficina olímpica de 2016 "sea consensuado"

La portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha condicionado el apoyo de su grupo a que el gobierno municipal adquiera compromisos reales y no use el proyecto "como instrumento electoral". Sabanés ha remitido al Ayuntamiento un documento en el que propone la creación de un grupo de trabajo que se dedique, desde el pleno del 6 hasta el del 26 de este mes, a concretar y definir cuáles han de ser la estructura y los detalles de la candidatura.

"Aunque haya que decidir el jueves sobre la opción de presentar la candidatura", explica Sabanés, "todavía queda mucho tiempo y aún no se ha profundizado en elementos de corrección y análisis, ni tampoco en asuntos que se han comunicado de manera unilateral a los medios de comunicación, como el futuro del estadio Vicente Calderón y el posible traslado del Atlético de Madrid al estadio de La Peineta".

Quien sí se sumó sin condiciones a la propuesta de Gallardón es la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, que transmitió el apoyo y el entusiasmo de su gobierno a la candidatura. "Esta vez vamos a ganar", dijo. Con la misma euforia se mostró el presidente del Comité Olímpico Español (COE): "Hoy es un gran día para el deporte español, porque el jueves Madrid presenta su candidatura a los Juegos Olímpicos de 2016 y esta apuesta estoy seguro de que desembocará en la segunda transformación deportiva de este país, tras los Juegos de Barcelona".

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Gerardo Díaz Ferrán, expresó también el apoyo de su organización a Madrid 2016. El COI advirtió de que una de las asignaturas pendientes es mejorar su oferta hotelera.

La sede de la candidatura estará en la Casa de Correos

Madrid recupera su escenario olímpico, pero cambia de sede y de gestor. Alberto Ruiz-Gallardón quiere, y así se lo propondrá a los partidos de la oposición, que la oficina olímpica de 2016 se instale en la antigua Casa de Correos en la plaza de Cibeles. Y busca quien se haga cargo del proyecto. El perfil debe ser alguien parecido a Sebastian Coe, el atleta británico que lideró la candidatura de Londres 2012.

En cuanto a infraestructuras, la ciudad conserva intacto su proyecto con el estadio de La Peineta como epicentro de las instalaciones. El 80% de ellas ya está construido, en ejecución o proyectado. Y otras como La Peineta, pendiente de su futuro. Hace dos años, el Ayuntamiento decidió cerrar el estadio hasta conocer el futuro olímpico de la ciudad. En este tiempo, los vecinos de San Blas han dejado de utilizar esta instalación y los deportistas han tenido que buscarse otro destino.

El futuro de La Peineta no sólo depende de la fortuna de la candidatura olímpica, sino también de si el Atlético y el Consistorio alcanzan un acuerdo para que el equipo rojiblanco juegue allí y a cambio ceda sus terrenos para que formen parte de la alfombra verde de la M-30.

Tras la derrota de Singapur, hace ahora un año, el alcalde de Madrid se comprometió a que no se construiría en los terrenos de la Villa Olímpica y no se haría ninguna actuación en el estadio de La Peineta que lo inhabilitara para ser estadio olímpico.

El proyecto se estructura en tres grandes áreas agrupadas en un radio de 10 kilómetros. La más importante es el sector Este, de 250 hectáreas, que comprende el Anillo Olímpico, la Villa Olímpica y el recinto ferial de Ifema con el parque Juan Carlos I.Próximas se encuentran otras zonas deportivas: Coslada, donde se disputaría el voleibol; Paracuellos (tiro); Rivas-Vaciamadrid (béisbol y el sóftbol), y La Gavia, en el ensanche de Vallecas (piragüismo en aguas bravas).

La segunda de las tres áreas es el eje central, estructurado a lo largo del eje norte-sur de la ciudad. Los estadios Santiago Bernabéu y Vicente Calderón, para fútbol; el Palacio de Deportes Felipe II, para balonmano; la Caja Mágica, para tenis, y las propias calles de la ciudad para el ciclismo en ruta componen este sector.

La Casa de Campo y su entorno -el hipódromo y el Club de Campo- forman el tercer sector junto al Pabellón Arena.

Aranjuez, Palma, Barcelona, Córdoba, Alicante y Málaga seguirán siendo subsedes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2006

Más información