El Gobierno autoriza un trasvase del Tajo al Segura sólo para consumo

Narbona pide a Murcia y Valencia que limiten el uso del agua en jardines y piscinas

El Consejo de Ministros autorizó ayer un trasvase de 33 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura para consumo y nada para la agricultura en los próximos tres meses. El Gobierno reduce así la dotación prevista en las normas del trasvase, que fijan un mínimo de 39 hectómetros al trimestre para consumo. La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, pidió a las comunidades de Murcia y Valencia que limiten el riego de parques y el llenado de piscinas, algo que ninguna hace actualmente.

Los embalses de Entrepeñas y Buendía, de los que parte el trasvase, están al 12,4% de su capacidad. Almacenan 306 hectómetros y la ley aprobada por el Gobierno del PP impide al Ejecutivo trasvasar agua cuando lleguen a los 240. Como no son previsibles lluvias en verano, Narbona destacó que la decisión tenía que ser prudente: "Si hace un año o hace un mes hubiésemos hecho caso al Gobierno de Murcia, que pedía trasvases de centenares de hectómetros, no quedaría agua para trasvasar", explicó Narbona. Cada hectómetro cúbico equivale a un volumen como el del Estadio Santiago Bernabéu.

La ministra defendió que el envío de agua sea un 15% inferior al mínimo fijado en las normas de explotación y afirmó que Valencia y Murcia pueden ahorrar fácilmente ese caudal "limitando el riego de jardines y el llenado de piscinas, algo que estas comunidades no han aprobado pese a que estamos en la peor sequía en 10 años".

Actualmente, sólo zonas aisladas mantienen restricciones al uso recreativo. Madrid y Andalucía limitaron el uso de agua en piscinas y jardines en otoño pasado y las han levantado antes del verano. En Murcia, Valencia o Málaga es fácil ver campos de golf con los aspersores funcionando en plena tarde. La sequía, en la práctica, sólo afecta a los agricultores.

Medio Ambiente se reunirá esta semana con los responsables de Murcia Valencia y Andalucía para pedirles más ahorro del agua. "Este trasvase no implica que va a haber restricciones al consumo ni problemas en el turismo porque es muy fácil ahorrar esa cantidad vigilando el riego de calles, jardines y evitando que se vacíen las piscinas", sostuvo Narbona. En verano, más de dos millones de personas de 70 municipios de Murcia, Alicante y Almería beben agua del Tajo.

La consejera de Obras Públicas de Castilla-La Mancha, María Encina Álvarez, calificó la decisión de positiva. En otros trasvases, Castilla-La Mancha ha arremetido contra Narbona.

Los Gobiernos de Murcia y Valencia, que siempre califican los trasvases de escasos, elevaron ayer sus críticas. El portavoz del Gobierno de Murcia, Fernando de la Cierva, del PP, replicó que "si hay restricciones de agua para consumo este verano, el único responsable será el Gobierno", informa Tono Calleja. De la Cierva criticó que "ni siquiera se han aprobado los habituales 13 hectómetros mensuales para abastecimiento, lo que es aún más grave por los centenares de miles de turistas" que acoge Murcia. El secretario general del PP en Guadalajara, Juan Antonio de las Heras, calificó de "barbaridad" el trasvase por la "situación agónica" de los pantanos, informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50