Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:EL LIBRO DE LA SEMANA

Pessoa, misterio y atracción

Eduardo Lourenço, uno de los ensayistas más relevantes de Portugal, opta por defender una perspectiva original de la obra del poeta y sus heterónimos, y concluye que Pessoa fue víctima de automixtificación.

"El autor de este ensayo hace suya y se plantea en toda su extensión la idea de que Pessoa es una naturaleza genial". Con esta declaración de principios comienza Eduardo Lourenço (São Pedro de Río Seco, Portugal, 1923) su visión estructurante del universo pessoano, dando paso a un ensayo marcado de inicio a fin por el sentido común. Lourenço, uno de los ensayistas más notables del panorama cultural del país vecino, autor de obras insustituibles como O labirinto da saudade, Tempo e poesia o Europa y nosotros: o las dos razones (Huerga & Fierro, 2001, su único libro hasta el momento en castellano), galardonado con el Premio Europeo de Ensayo Charles Veillon (1988) o con el Camões (1996) -muy recientemente ha conseguido en nuestro país el Premio Extremadura a la Creación por su trayectoria intelectual-, no rehúye una posición de partida incómoda en ocasiones para la crítica, y opta con lucidez por defender una perspectiva original de la obra del poeta portugués y sus heterónimos en la que, valientemente, nunca se oculta él mismo. Ante el hechizo que ocasiona la lectura de los heterónimos a gran parte de los lectores (y críticos) de Pessoa, fascinados y aturdidos tantas veces por su contemporaneidad, Lourenço presenta a un autor con una visión convaleciente del mundo, que dialoga -y discute- en la tradición con diferentes versiones de Camões, Shakespeare, Goethe, Antero de Quental o Teixeira de Pascoaes, pero que pocas veces es leído desde una perspectiva singular y plural al mismo tiempo, con la consciencia de que sus diferentes poetas (que los lectores continúan leyendo por separado, de forma aislada) pueden, al final, no ser más que diferentes fases de creación de la obra única de un poeta genial.

PESSOA REVISITADO, LECTURA ESTRUCTURANTE DEL "DRAMA EN GENTE"

Eduardo Lourenço

Traducción de Ana Márquez

Pre-Textos. Valencia, 2006

242 páginas. 20 euros

Y lo hace recurriendo al mejor material posible: los propios poemas, que acompañan al lector en este viaje por los momentos más importantes de la galaxia pessoana (Caeiro, Reis, Campos, el Pessoa ortónimo), en unas páginas conscientes tanto de la modernidad que entraña el mensaje de los heterónimos como del fracaso subyacente en la obra de un poeta en el que su propio caso acabó por sepultar a su poesía. Desde esta perspectiva, el ensayo de Lourenço es ejemplar en la visión neutra del fenómeno Pessoa, plenamente consciente de que la comprensión del juego heteronímico nunca puede ser separada de la comprensión de su poesía, pues corre constantemente el riesgo de ser víctima de su propia hipertrofia. Si una de las posibles conclusiones de Lourenço es impactante aún en nuestros días, cuando tanta exégesis ha llovido y llueve sobre la figura de Pessoa, mucho más lo fue en 1973, año en que se publica la obra original en portugués: probablemente la heteronimia no fue una solución definitiva ni en el orden estético ni en el de la existencia de su autor.

Por este ensayo desfilan sin ve

los varios de los tópicos fundamentales para acercarse a la obra (y a la vida) del poeta portugués, tantas veces observados de reojo por la crítica especializada: su conciencia de genialidad en contraste con la desconfianza manifiesta en su poder creador, la sexualidad, la nostalgia de la infancia y la omisión de la figura del padre o la presencia de una muy moderna forma de angustia que arrastra al lector desde la extrañeza hasta la pasión. Para Lourenço, en definitiva, Pessoa fue víctima de su automixtificación, con la certeza de que, en última instancia, fueron los poemas los que crearon a los heterónimos, y no al contrario. Alrededor de todo ello, como irreversible destino final del recorrido crítico, y también en el centro del propio discurso, el misterio y la atracción que Pessoa ejerce sobre todo aquel que se adentre en sus dominios, al que no es ajeno el propio Lourenço, lector privilegiado: "Visto desde fuera (desde donde no se ve), ningún misterio o secreto humano tiene relevancia. Desde dentro, adquiere la dimensión del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de julio de 2006

Más información

  • Eduardo Lourenço