Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias de la sequía

El Consell se resiste a adoptar medidas de ahorro de agua y responsabiliza a Narbona de lo que pase

Medio Ambiente advierte de que si no hay restricciones habrá cortes en plena campaña estival

Para el Gobierno se trata de afrontar una situación de grave sequía. Para el Consell es una batalla política frente a un Ejecutivo que, en su opinión, estrangula la Comunidad Valenciana. El consejero de Territorio, Esteban González Pons, aseguró ayer que su gobierno "no tiene interés en restringir el agua" como el año pasado hicieron ya varias autonomías y acusó a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, de atacar al sector turístico por pedir que se adopten restricciones en el riego de jardines y el llenado de piscinas. El Gobierno advirtió que si no se toman medidas habrá cortes en plena campaña estival.

La ministra pide a las ciudades que actúen ante la cerrazón del Gobierno valenciano

Consell y PP salieron ayer en tromba para arremeter contra la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, por pedir el pasado miércoles a los gobiernos valenciano y murciano que adopten medidas para racionalizar el consumo de agua ante la grave situación de sequía. El director general del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, Jaime Palop, aseguró ayer en Valencia que si no se toman medidas de ahorro y concienciación de la ciudadanía habrá restricciones en plena campaña turística.

Sin embargo, todo el chaparrón del PP cayó sobre Narbona, convertida en el centro de las críticas. González Pons se escudó en que el Consell no puede adoptar las mismas restricciones que Andalucía, Cataluña y Madrid "porque tienen competencias" que el Consell no tiene y ha "reclamado al ministerio". "Quien tendría la responsabilidad de tomar la decisión a nivel autonómico es ella", insistió el consejero de Territorio, en referencia a una sentencia del Tribunal Supremo que estableció que la Generalitat debe asumir las competencias sobre los ríos que discurren sólo dentro de su territorio. Sin embargo, el Consell no ha presionado para asumir esas competencias y ha afirmado en varias ocasiones que pretende compartir la gestión de sus ríos con el ministerio, un paso que se concretaría en la redacción del nuevo plan del Júcar.

El consejero realizó estas declaraciones al finalizar un acto de la ministra Cristina Narbona y la secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín, en el parque temático Terra Natura de Benidorm. González Pons estuvo arropado por el alcalde del municipio, Manuel Pérez Fenoll, en un clima de gran tensión entre socialistas y populares. "No se puede venir a Benidorm haciendo declaraciones el día antes, al principio de la temporada turística", señaló. "La ministra que pide que se vacíen las piscinas es la que tiene la competencia para vaciarlas. En lugar de dar la orden crea la alarma y viene a hacerse la fotografía en un centro lleno de piscinas que permite que los turistas las disfruten", indicó el responsable del Consell.

El alcalde de Benidorm calificó de "inaguantable" a la ministra. El consejero de Infraestructuras, José Ramón García Antón, la acusó de "desvincularse de la responsabilidad del problema del agua después de dos años de gobierno". La secretaria regional del PP, Adela Pedrosa, dijo que Narbona tiene "manía persecutoria" y es "un riesgo" para el futuró hídrico de la Comunidad Valenciana.

En este ambiente de hostilidad que prosiguió durante toda la jornada, Narbona insistió en "la posibilidad de reducir lo que no son usos esenciales del agua para consumo humano en la costa" y exigió que no se utilice la cuestión "como si no hubiera ningún problema, porque el problema existe".

Narbona ante la hostilidad del Consell y el PP instó a que "cada ciudad" analice la posibilidad de adoptar medidas de restricción en el consumo que ya aplican Madrid, Andalucía o la Costa Brava. La ministra elogió el esfuerzo del sector hotelero de Benidorm por racionalizar los consumos. El acto de Benidorm fue convocado por la Fundación Terra Natura para presentar un estudio científico sobre el seguimiento de águilas reales y águilas azor perdiceras vía satélite.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de junio de 2006