Jóvenes ultraderechistas increpan a Carrillo en la Universidad de Sevilla

Una decena de fascistas intentan reventar la intervención del ex líder del PCE

Una decena de jóvenes ultraderechistas intentaron ayer reventar la intervención del ex secretario general del PCE Santiago Carrillo en una presentación de libros en el paraninfo de la Universidad de Sevilla. Carrillo iniciaba sus palabras en una sala abarrotada de público. De repente, un grupo de jóvenes, sentados en las butacas de atrás del paraninfo, se levantaron alzando el brazo derecho al estilo fascista y gritando "¡Carrillo asesino!".

Más información

Dos de los jóvenes sostenían una bandera española preconstitucional. Algunos de ellos esgrimían folios en los que estaba escrito "Carrillo genocida". La irrupción de los fascistas provocó la reacción del público, que se solidarizó con Carrillo. La mayoría de la gente reunida en el paraninfo comenzó a aplaudir al ex líder del PCE y a gritar "¡Fascistas fuera!".

Carrillo reaccionó con la serenidad que siempre ha mantenido ante los ataques fascistas. De hecho, su temple no es de ayer. Cuando los golpistas de Tejero irrumpieron en el Congreso en 1981, sólo hubo tres políticos que se negaron a poner las rodillas en el suelo: Adolfo Suárez, Gutiérrez Mellado y Santiago Carrillo. El ex líder del PCE volvió ayer a demostrar que, además de tener la lucidez mental de un hombre de 40 años, sigue siendo tan valiente como siempre.

Los jóvenes fascistas fueron desalojados del paraninfo y continuó el acto, que estaba dedicado a presentar tres libros editados con motivo de cumplirse los 75 años del inicio de la II República y los 70 del comienzo de la Guerra Civil. Las obras publicadas por la Hispalense son Disciplina y rebeldía. Los estudiantes en la Universidad de Sevilla (1939-1970), de Juan Luis Rubio Mayoral; Bajo el fuero militar. La dictadura de Primo de Rivera en sus documentos (1923-1930), de Leandro Álvarez Rey; y Andalucía y la Guerra Civil. Estudios y perspectivas, coordinado por Álvarez Rey.

Cuando la sala volvió al silencio, Carrillo retomó la palabra. "Estos que acaban de salir de la sala son los mismos que hace muy pocos días en una manifestación celebrada en Madrid organizada por el PP y una asociación de víctimas del terrorismo gritaban 'Zapatero asesino'. Para ellos, la Guerra Civil no ha terminado, la democracia no existe, la historia sigue parada hace 80 años", comentó Carrillo.

El ex líder del PCE recordó que "en España la liquidación del sistema fascista se ha hecho de una manera no usual. Las dictaduras fascistas en Europa fueron derrotadas militarmente, sus residuos fueron barridos. La II Guerra Mundial fue una solución drástica y radical del problema de las dictaduras fascistas. Pero en España nunca hemos llegado a derrotar al fascismo porque el movimiento de resistencia nunca fue bastante fuerte para derribarlo. Y no lo fue porque, a fin de cuentas, el franquismo había terminado siendo un aliado de EE UU y de los aliados de EE UU en el periodo de la Guerra Fría. El franquismo tuvo el apoyo de EE UU y la neutralidad de las potencias democráticas. Por eso el fin del franquismo en España ha sido algo singular", agregó.

Carrillo hizo hincapié en la "enorme campaña que hay contra" el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. "Es una campaña en la que se dicen las mayores atrocidades. Se dice que es un chapuzas, que es tonto, que es un traidor, que se ha vendido a ETA. Hay una incitación al asesinato de Zapatero en este país por la derecha. Cualquier loco que esté escuchando todos los días de boca de algunas personas que Zapatero traiciona y que Zapatero está al servicio de ETA puede sentirse volcado a eliminar a Zapatero", advirtió Carrillo.

Los fascistas expulsados del paraninfo, unidos a una docena de correligionarios que no pudieron entrar en la sala, continuaron dando gritos contra Carrillo en la entrada de la Universidad tras terminar el acto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de junio de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50