Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez da por buena la entrada de CRH en la cementera Uniland

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona ha desestimado la demanda que los accionistas mayoritarios de la cementera Uniland, las familias Rumeu y Fradera, presentaron contra una rama de la saga por vender su 26,3% al grupo irlandés CRH el pasado mes de diciembre, alegando que no se había respetado el derecho de compra preferente del resto de socios.

El fallo del juez, emitido ayer, cree que este derecho no afecta a la operación, ya que se trata de una transmisión indirecta de acciones: el grupo irlandés compró las sociedades Wimec, Segarra y Freixa, tenedoras de este 26,3%, y los estatutos de Uniland no lo prohíben.

Esta batalla accionarial se ha desarrollado en paralelo a la venta de Uniland. Portland Valderribas (FCC) ha firmado la compra del 51% de la cementera por más de 1.092 millones, con opción de alcanzar el 73,5%, operación que ha sido recurrida a su vez por CRH.

Los accionistas mayoritarios han utilizado el mismo mecanismo que denuncian -la cesión indirecta de acciones- para vender la mayor parte de Uniland a Portland. Han agrupado en una de las sociedades de Portland cerca del 70% de las acciones y han transferido el control a un tercero "de un modo similar al abordado por los demandados", explica el juez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 2006