Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Sumario del mayor escándalo de dopaje del deporte español

Sangre para el Giro

Los investigadores creen que el dopaje pudo llegar a la carrera italiana desde Madrid

El informe de la Guardia Civil sobre los pormenores de la mayor operación contra el dopaje en el deporte español no especifica qué hecho lleva a iniciar las pesquisas para desmantelar esta red. Pero fue "un chivatazo", según fuentes de la investigación. Un conocido del gremio del ciclismo puso sobre la pista del masivo dopaje a la Guardia Civil. Cámaras de vigilancia, fotografías y pinchazos telefónicos a algunos de los principales detenidos certificaron que la información era buena. Es decir, que la puerta de los laboratorios que utiliza la red en Madrid era un trasiego de mochilas frigoríficas con bolsas de sangre para autotransfusiones. Y que la demanda de esas bolsas aumentaba en paralelo a la celebración de altas competiciones. Y todo por fuertes sumas de dinero.

Fotografías de Saiz y Fuentes y de los demás implicados saliendo de los laboratorios, levantan sospechas sobre el contenido de las mochilas térmicas que muestran las fotografías.

La llegada del Giro de Italia, celebrado en mayo, precipitó las redadas y la irrupción de la Guardia Civil en los laboratorios y casas de los principales implicados.

Según consta en el sumario judicial, el imputado Eufemiano Fuentes tenía un contacto que habría venido a España desde Italia a por bolsas de sangre coincidiendo con la víspera del Giro. Así lo relata la Guardia Civil en su informe: "Tiene un contacto en Italia que actuaría como enlace durante la celebración del Giro y que habría acudido a Madrid durante la primera fase de montaña del Giro del presente año, presuntamente para transportar bolsas de sangre o de concentrados de hematíes a corredores que estuviesen disputando la carrera en ese momento". Al ser detenido, Alberto León, implicado en esta trama, llevaba un resguardo de billete de avión a Milán fechado el 22 de mayo, en pleno Giro. En el cuadro que se reproduce a la izquierda figura en ese día una anotación con la letra R que, según los expertos, quiere decir que ese día había que hacer una reinfusión a un corredor. Este caso de macrodopaje, que ha hecho temblar los cimientos del ciclismo español, llevó al juez a dictar prisión contra Merino y Fuentes; éste último, como supuesto cabecilla de esta red. Los dos están ahora en libertad provisional, pero han tenido que pagar cada uno una fianza de 120.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de junio de 2006