Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA pidió a un alto cargo del PNV que avisara si continuaba la extorsión

Los etarras solicitaron a Gorka Aguirre que les alertara si llegaban cartas tras el alto el fuego - El juez envía a prisión a uno de los recaudadores de la banda

Gorka Aguirre, encargado de relaciones exteriores del PNV, miembro de su ejecutiva e interlocutor ante ETA en las negociaciones que condujeron a la tregua de 1998, contactó en abril de este año con la red de extorsión de la banda terrorista que fue desarticulada el pasado martes con la detención de 12 de sus integrantes. La policía grabó el contacto telefónico entre Aguirre y uno de los jefes de la red de extorsión, Joseba Elosúa, que comunicó al dirigente nacionalista que la cúpula de la banda había ordenado congelar el envío de cartas a raíz del alto el fuego y le pidió que, en caso de que detectara nuevas misivas, les avisase.

La investigación judicial culminó con la detención en Francia y España el pasado martes de 12 supuestos integrantes del aparato encargado del envío de cartas a empresarios y el cobro del denominado impuesto revolucionario. Los investigadores descubrieron que un dirigente del PNV, Gorka Aguirre, se relacionaba con diversos miembros de la red e incluso recibía de sus manos algunos sobres que, según la policía, serían las últimas cartas escritas antes del alto el fuego.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ordenó ayer el ingreso en prisión provisional incomunicada de Jean Pierre Harocarena Camio, alias Txampiñón, uno de los detenidos el pasado martes. El magistrado podría levantar mañana la situación de incomunicación de Harocarena, una vez que tome declaración a los otros cuatro arrestados en España. Harocarena había reconocido a la policía que pertenece al aparato de extorsión desde el año 1996.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de junio de 2006