Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleo achaca a intereses políticos y personales las protestas de los trabajadores de los astilleros de Sevilla

El consejero de Empleo, Antonio Fernández, atribuyó ayer la protesta del comité de empresa de los astilleros de Sevilla contra el preacuerdo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), UGT y CCOO a una "mezcla de intereses políticos y personales" ajenos a los motivos laborales.

Tras la acampada de los trabajadores de los astilleros ante la sede del Parlamento andaluz, Fernández argumentó que no se entiende la oposición del comité sevillano al citado preacuerdo porque a los trabajadores que quedan en activo se le garantiza carga de trabajo y futuro para al menos diez años, por lo que se preguntó "qué anima a un grupo" a movilizarse.

En declaraciones a los periodistas, cuestionó por qué los trabajadores creyeron a su sindicato en 2004, cuando se alcanzaron los acuerdos para la segregación del grupo naval Izar, y por qué no lo creen ahora si los mismos sindicatos "dicen que el preacuerdo responde fielmente a los compromisos de 2004".

Recordó que los astilleros estaban en quiebra y "se han salvado en el último gol", a la vez que advirtió de que Bruselas hace un especial seguimiento del caso y "no le tiembla la mano para declarar ilegal lo que entienda que así sea".

Añadió que, si en el proceso público de venta de los astilleros civiles no ha habido un grupo que apueste por comprarlos todos juntos, como defienden los trabajadores, "ese grupo no se puede fabricar, porque sería el peor favor a los trabajadores ya que sería tan ilegal que a la vuelta de un par de años se iría al cierre".

Insistió en que hay carga de trabajo para los próximos diez años para los trabajadores activos y para muchas personas, incluido el sector auxiliar, ya que la mejor forma de ayudar a los empleados de la industria auxiliar es que, cuanto antes, empiece a producir el astillero de Sevilla, sostuvo.

Según el consejero, a finales de junio, la SEPI hará publica las empresas que gestionarán los astilleros civiles, y todo apunta a que la factoría de Sevilla se adjudique a Astilleros de Huelva si la SEPI atiende la propuesta del consultor independiente contratado para este proceso.

El comité ordinario de UGT-Andalucía valoró ayer en una resolución el principio de acuerdo alcanzado con la SEPI sobre la venta de activos del grupo naval Izar.

Los representantes del comité de los astilleros que permanecían ayer acampados frente a la Cámara andaluza pidieron una reunión con el grupo parlamentario del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de junio de 2006