Herbie Hancock recibirá el Premio Donostia del Jazzaldia

El festival reconoce su evolución y su influencia en el 'jazz-rock'

El pianista Herbie Hancock (Chicago, 1940) recibirá el próximo 24 de julio el Premio Donostiako Jazzaldia 2006, galardón instituido en 2004 para reconocer a figuras que han contribuido al desarrollo de este estilo de música. "Ha sido capaz de evolucionar desde sus inicios en el grupo de Miles Davis hasta haber casi inventado el jazz-rock", justificó Miguel Martín, responsable del festival donostiarra.

Hancock, que empezó estudiando música clásica, recibió en 1963 una llamada decisiva para su trayectoria. Davis le invitaba a unirse a su quinteto, uno de los más influyentes del jazz contemporáneo. Pero sólo trabajaron juntos cinco años, porque Hancock -ganador de tres premios Grammy por Gerhswin World (1998) y de un Oscar por la banda sonora de Alrededor de la medianoche, de Bertrand Tavernier- decidió emprender por su cuenta un camino innovador y difícilmente clasificable en un género, pero imprescindible para la historia del jazz, según Martín.

El pianista, que en su último proyecto, Possibilities, ha reunido a Sting, Annie Lennox y Paul Simon entre otros, recibirá el Donostiako Jazzaldia en el marco del concierto que ofrecerá en la plaza de la Trinidad, uno de los platos fuertes de una edición que se celebrará entre el 21 y el 26 de julio. "Estamos presentando un festival para gourmets", dijo. "Hemos estado cocinando este banquete durante un año. El anterior, el del aniversario, resultó magnífico [106.500 espectadores], por eso la responsabilidad resulta enorme", confesó el director. El programa, plagado de grandes nombres como Dr. John, Richard Bona, Solomon Burke, The Neville Brothers o Erykah Badu, ya se conocía y ha creado gran expectación. Sobre todo, los conciertos de Keith Jarret y Caetano Veloso los días 25 y 26 en el Kursaal. Ya no quedan entradas ni abonos para escucharles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50