_
_
_
_
_

Condenado un oficial árabe-israelí por espiar para Hezbolá

Asegura que ha sido incriminado con falsedades y que ha sido condenado por su condición de árabe. El teniente coronel Omar al Hayeb, al que se citaba como ejemplo de las posibilidades de progreso de los beduinos en la sociedad israelí, ha sido condenado por un tribunal militar a 15 años de prisión por espionaje a favor de Hezbolá y por tráfico de drogas. Era el beduino de mayor rango en el Ejército. "Yo no he traicionado al Estado, el Estado me ha traicionado a mí", declaró a la salida del tribunal de Tel Aviv que le sentenció.

Al Hayeb, que perdió un ojo en 1996 tras estallar una bomba colocada por Hezbolá en una carretera libanesa cuando el Ejército israelí ocupaba aquel país, fue detenido hace cuatro años. Se dirigía, según los fiscales, a una cita en la frontera. Portaba mapas militares y un listado de frecuencias de comunicaciones del Ejército. La acusación afirma que se disponía a entregar el material a la guerrilla de Hezbolá a cambio de estupefacientes y dinero. El rastreador de huellas, función de muchos beduinos en filas, ya se había reunido previamente con representantes de la milicia libanesa a petición de un amigo.

El caso recuerda al de Elhanan Tennenbaum, empresario y coronel en la reserva que fue aparentemente secuestrado por Hezbolá en 2000. Después de tres años de negociaciones, Tennenbaum y tres cadáveres de soldados israelíes fueron devueltos a Israel a cambio de la liberación de 400 prisioneros de la milicia. Fue juzgado. Pero, a diferencia del beduino, por una corte civil. "No se pueden hacer comparaciones. Se ha juzgado a un individuo, no a una comunidad", apuntó uno de los fiscales. Pero sí se compara. "La sentencia es demasiado dura. No se han tenido en cuenta sus circunstancias personales", concluyó su abogado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_