_
_
_
_
_

Los mutualistas de Mapfre aceptan el paso a sociedad anónima

La asamblea sólo registró un voto en contra

Íñigo de Barrón

Con más de 2.000 mutualistas presentes, una buena parte empleados, y con 118.500 votos delegados de los 3,7 millones que forman la mutua, Mapfre aprobó cambiar a sociedad anónima. El consejo no explicó la remuneración en acciones o en metálico que recibirán los mutualistas por no tener la valoración final de la empresa. El presidente, José Manuel Martínez, destacó que ahora podrán "financiar la expansión internacional".

Tan sólo un voto en contra. Ésta fue toda la resistencia que encontró la conversión de Mapfre en sociedad anónima en la asamblea extraordinaria celebrada ayer en Madrid, lo que demuestra la gran confianza de los mutualistas en sus gestores. El proceso está previsto que concluya a finales de año. En esa fecha, la filial cotizada Corporación Mapfre, incorporará el negocio asegurador de coches (el primero de España con un 21% de cuota), el de vida de América Latina, el de Portugal y el financiero fusionado con Caja Madrid.

Previamente, Morgan Stanley valorará estos negocios y Mapfre Automóvil, SA, realizará una ampliación de capital para pagárselos. Estos títulos se incorporarán a Corporación Mapfre (con una ecuación de canje que todavía se desconoce) y en el futuro se llamará Mapfre. Para que esto suceda, los mutualistas acordaron ayer ceder sus derechos de propiedad a la Fundación Mapfre, que tendrá la mayoría del capital. Esta posibilidad está recogida en los estatutos de Mapfre. En el futuro, la aseguradora realizará ampliaciones de capital para financiar las compras en el extranjero (Europa, Estados Unidos y China) y mantendrá, al menos, el 51% del capital de la sociedad cotizada.

Los mutualistas con derecho a participar en la futura sociedad son los que, hasta ayer, tuvieran un seguro de coches (las demás filiales de Mapfre no son mutualidad) y los que pertenecieron a esta mutua en los tres últimos años. En total, unos cuatro millones de personas. Según Mapfre, tendrán el 10% del capital.

En la asamblea de ayer, el Consejo de Mutua cifró en 114 millones el fondo mutual que se repartirán los mutualistas. Este fondo se incrementará con parte del patrimonio de la aseguradora, pero todavía no está valorado por Morgan Stanley. Por eso, los mutualistas todavía desconocen cuántas acciones van a recibir o, si lo prefieren, la aportación en metálico. El presidente, José Manuel Martínez, comentó ante la prensa que el Fondo Mutual podría elevarse hasta unos 400 millones, lo que supondría que cada mutualista recibirá unos 110 euros.

Fernando Torrente, socio de Cuatrecasas, comentó ayer que hubiera sido conveniente que la asamblea se celebrara con todos los datos económicos sobre la mesa. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomendó que los mutualistas se opusieran a los acuerdos de la asamblea porque estimó que deberían recibir 570 euros más. Fuentes de Mapfre consideran exorbitadas estas cantidades. El mutualista que ayer se opuso acusó a los gestores de mantener todo el poder sobre la empresa a través de la Fundación.

El objetivo de esta conversión es que Mapfre sea una de las 10 mayores empresas españolas por valor bursátil y una de las grandes multinacionales del seguro europeo. Hasta mayo, Mapfre tuvo un beneficio bruto de 455 millones, un 15% más.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Íñigo de Barrón
Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_