Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cambia a su candidato en Huelva para intentar ganar al PP tras tres derrotas

La dirección provincial propone a Manuela Parralo en sustitución de Díaz Trillo

La dirección provincial del PSOE de Huelva propuso ayer como candidata a la alcadía de Huelva a la vicepresidenta de la Diputación y concejal, Manuela Parralo, en sustitución del que ha sido cabeza de cartel en las dos últimas elecciones municipales, Juan José Díaz Trillo. Con el cambio los socialistas persiguen desbancar al alcalde del PP, Pedro Rodríguez, quien lleva tres mandatos gobernando con mayoría absoluta. Según la versión de Parralo, fue Díaz Trillo, quien controla el aparato de la agrupación local, quien le comunicó el relevo.

El cambio al frente de la candidatura de Huelva se ha producido gracias a los pactos internos entre las direcciones local, provincial y regional. Desde hace meses, destacados dirigentes del PSOE de Andalucía venían sugiriendo la conveniencia de un relevo de su candidato a la alcaldía de Huelva, donde el Partido Popular lleva gobernando con mayoría absoluta desde 1995 con Pedro Rodríguez.

El principal obstáculo que planteaba el relevo en la candidatura de Huelva es que el que ha sido aspirante en las dos últimas elecciones municipales es además secretario general de la agrupación local, donde tiene un alto apoyo interno. De modo que cualquier cambio debería ser propiciado por Díaz Trillo, como así ha sido, según fuentes de la ejecutiva andaluza.

El encargado de anunciar la propuesta de Parralo fue el secretario provincial de los socialistas de Huelva, Javier Barrero. "Es la mejor y más brillante", dijo. También destacó de la futura candidata, que ocupó el número dos en las listas municipales del PSOE, fue su experiencia política y de gestión. "Es una mujer culta, intachable, cercana a las realidades ciudadanas y de los vecinos, moderada, serena y que conecta bien con los colectivos sociales", añadió.

Parralo dijo ayer que ser candidata era una propuesta que le llenaba de orgullo y de satisfacción, una "gran responsabilidad que aceptaré siempre y cuando sea avalada por la ejecutiva local y provincial", informa Europa Press. Parralo dijo que la decisión le fue comunicada directamente por el secretario general de la Asamblea del PSOE en Huelva, José Juan Díaz Trillo.

Chaves, con Peñalver

La nominación oficial de los candidatos socialistas no se producirá hasta que sean ratificados por el comité federal, en febrero de 2007, pero la larga precampaña ha empezado ya para algunos. Es el caso de Carmen Peñalver, quien se paseó por varios jiennenses con el presidente de la Junta, Manuel Chaves. El también secretario general del PSOE avaló la candidatura: "Me siento identificado con el proyecto de ciudad que tiene Carmen Peñalver".

Chaves animó a los numerosos militantes socialistas congregados a elaborar un programa electoral basado en la "igualdad, la solidaridad y el equilibrio" entre los distintos barrios de la capital. "Que todos los niños tengan las mismas oportunidades con independencia del barrio del que procedan", señaló Chaves, que no desaprovechó la ocasión para pedir el apoyo al nuevo Estatuto andaluz. "Nos interesa a todos porque es más educación, más sanidad, más autogobierno, más infraestructuras y más financiación".

Chaves interrumpió su discurso cuando un hombre, que se autoproclama fundador del colectivo Queda la palabra, irrumpió en la sala con una pancarta donde podía leerse: "La Junta quita los hijos", en alusión a la decisión de la Consejería para la Igualdad de retirar la tutela de dos niños a una mujer prostituta por su estado de abandono.

Chaves aludió también a los "obstáculos" que la Junta encuentra por parte del Ayuntamiento de Jaén, gobernado por el PP, a la hora de ejecutar proyectos de infraestructuras.

Peñalver dijo que Jaén "debe superar su aislamiento" y "engancharse a un proyecto de modernidad". Peñalver estuvo arropada también por el secretario general de los socialistas jiennenses, Gaspar Zarrías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de junio de 2006