España acusa en la ONU a Gibraltar de intentar alterar el 'statu quo'

El Gobierno afrontó ayer la reunión anual del comité de descolonización de Naciones Unidas con un lenguaje duro contra la reforma constitucional en Gibraltar, al considerar que supone una alteración unilateral del statu quo.

Peter Caruana, ministro principal de la colonia británica, admite la interpretación expresada por Madrid, y dijo ante la ONU que si el pueblo de Gibraltar acepta la Constitución será un acto de autodeterminación que deberá ser tenido en cuenta por la Asamblea General de Naciones Unidas. "La nueva Constitución regulará y establecerá unas relaciones entre Gibraltar y Reino Unido que no serán de naturaleza colonial", remachó. Por eso, pide que Gibraltar sea retirada de las listas de territorios no autónomos de la ONU.

"Ésta es la vía que se nos deja para la descolonización", insistió Caruana, que ve el referéndum constitucional como un ejercicio del derecho de autodeterminación de su pueblo.

El embajador español en la ONU, Juan Antonio Yáñez, advirtió de que, "contrariamente a lo que se pueda decir, esta reforma constitucional no puede tener consecuencia alguna en el proceso de descolonización al que se encuentra sometido Gibraltar desde 1946".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de junio de 2006.

Lo más visto en...

Top 50