Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU elige el sábado sus cabezas de cartel con una gran pugna entre Sabanés y Pérez

Izquierda Unida será la última fuerza madrileña en elegir a sus candidatos para el Ayuntamiento y la Asamblea y la única que, fiel a sí misma, lo hará en medio de una dura batalla interna. La conclusión se conocerá el sábado, en la reunión del Consejo Político.

Ni siquiera los desastrosos resultados de las últimas elecciones generales y la lenta sangría de votos de la federación han evitado que IU-Madrid se parta en dos. Por un lado está el sector que domina la federación, liderado por el hoy diputado nacional Ángel Pérez. Por el otro, todas las demás familias, cuyos grupos más activos son las juventudes del PCE y de IU.

Pérez aspira a encabezar la candidatura al Ayuntamiento de Madrid. De allí ha desplazado a Inés Sabanés, quien después de ocho años como cara visible de la oposición en Madrid, con una buena valoración ciudadana, entendió que la fuerza interna de Pérez podría con ella y optó por presentarse para encabezar la lista a la Asamblea. Pero el aparato ya tenía un candidato para ese puesto: Gregorio Gordo, concejal de Getafe y un desconocido para el gran público. Pérez, sin embargo, lideró ocho años el grupo de IU en la Asamblea hasta que lo dejó para acabar como diputado en el Congreso.

La cuarta en discordia es Virginia Díaz, una abogada fiel al Partido Comunista de Madrid (PCM) que se enfrenta a Pérez para ser la cabeza de lista del Ayuntamiento madrileño.

Dominio del 'aparato'

Pérez y su mayoría dominan los principales órganos políticos de la federación tras la última asamblea, en 2004, que también fue a cara de perro. Por tanto, es probable que Pérez y Gordo vayan al Consejo Político como candidatos oficiales, mientras Díaz y Sabanés se verán obligadas a recoger un 25% de avales para presentar una lista alternativa.

El grupo que apoya a Sabanés y a Díaz es mucho más fuerte entre la militancia en la capital, como quedó demostrado el jueves (79% a favor de ellas). Pero la gente de Pérez domina los municipios del sur. Sin embargo, el proceso previo de consulta en realidad no sirve de nada, porque quienes deciden son los 180 miembros del Consejo Político de IU-Madrid, ya designados desde la última asamblea.

Pérez tiene en ese consejo una mayoría cómoda, aunque quienes apoyan a Sabanés confían en que algunos cuadros del partido, al margen de fidelidades de familias, entiendan que es mejor una candidata muy conocida y valorada por los ciudadanos que un hombre como Gordo, con el que habría que hacer un enorme esfuerzo sólo para darle a conocer. Si Sabanés pierde, dejará la política.

El coordinador general, Gaspar Llamazares, no ha intervenido en la disputa, que tiene un claro contenido de batalla local. Los apoyos se han mezclado, porque Sabanés cuenta con personas que votaron a favor y en contra de Llamazares en la última asamblea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 2006