Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alarma social por los atracos violentos

Interior admite que la ola de robos en chalés crea "alarma especial" por su gran violencia

Zapatero anuncia el envío de 367 guardias civiles de refuerzo a Cataluña tras 25 asaltos

Los 25 asaltos violentos perpetrados este año en chalés de Cataluña, la última zona de España castigada por este tipo de delitos, han creado una sensación de "alarma especial" en la ciudadanía, en palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior. El miedo levantado por las tres bandas que han operado en las últimas fechas ha llevado a Interior a elevar el combate a este fenómeno en su segunda prioridad, por detrás del terrorismo. Para combatirlo, como primera medida, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer el envío de 367 guardias civiles a Cataluña.

La novedad no son los asaltos; es la violencia desmedida utilizada. La mayoría de los 363.000 robos con fuerza que se producen de media cada año en España son perpetrados por bandas que esperan a que las casas estén vacías. Incluso hay grupos dedicados a entrar y salir de forma silenciosa, como la banda de tres miembros desarticulada esta semana en Cataluña por los Mossos d'Esquadra, acusada de seis asaltos mudos.

La alarma creada por estos grupos se ha trasladado de región en región, huyendo de los distintos planes especiales contra ellos. El último permitió detener a una banda de rumanos que había asaltado varios ayuntamientos de la Sierra Norte de Madrid. La zona más trabajada en la actualidad por estos grupos es Cataluña, con especial incidencia en Tarragona.

Los investigadores creen que de los 12 asaltos violentos perpetrados en territorio catalán controlado por la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, todos menos uno (supuestamente perpetrado en Matadepera, Barcelona, por un grupo colombiano) han sido cometidos por una banda, compuesta por rumanos. De los 13 contabilizados en territorio de mossos, cuatro corresponden a esta misma banda. El resto de los atracos corresponden a otras dos bandas, mayoritariamente compuestas por rumanos y también por kosovares.

La banda principal está compuesta por una docena de delincuentes que se dividen para actuar. Cinco suelen entrar en las casas, uno de ellos armado con una pistola plateada. Del resto, parte vigila la zona, uno patrulla con una motocicleta y otro intercepta las comunicaciones por teléfono móvil con un inhibidor de frecuencia.

Este grupo suele atar y maltratar a sus víctimas para que les digan dónde están el dinero y las joyas, ya que no suelen llevarse ni tarjetas ni equipos electrónicos. La policía cree tener identificados a al menos uno de sus componentes, tras extraer una huella de un Volkswagen Polo blanco utilizado para la huida del asalto en Borges de Camp (Tarragona) el sábado. En ese coche también había pasamontañas y linternas.

Pese a la alarma, la tendencia de estos delitos es a la baja. Los robos con fuerza en las casas cayeron en 2005 un 0,2% respecto a 2004. No obstante, el Gobierno va a reforzar las dotaciones de la Guardia Civil en Cataluña.

Rodríguez Zapatero precisó ayer en el Congreso que el refuerzo para este tipo de delincuencia será de 367 agentes, de los que 264 llegarán este sábado, y 50 en julio. Todos se desplegarán en Tarragona y Barcelona. A ellos se sumarán el refuerzo de los Grupos Rurales de Seguridad de Barcelona y un grupo de investigación de la Unidad Central Operativa (UCO). Pese a las cifras facilitadas ayer por el presidente del Gobierno, en total está previsto el envío de 626 guardias nuevos a Cataluña para afrontar este tipo de delitos.

Interior ha situado este problema como su segunda línea estratégica de actuación, por detrás del terrorismo. Pero el principal problema con que se enfrentan los investigadores es la enorme movilidad de estos grupos, que hacen giras de robos por España, y la facilidad que tienen para cambiar de actividad. Son lo que llaman "delincuentes redondos". Para unificar las investigaciones, Interior creará el Centro de Inteligencia contra la Criminalidad Organizada, similar al creado para el terrorismo. Ese centro reunirá toda la información disponible de los cuerpos policiales españoles, pero también de la UE y terceros países.

LA OLEADA DE ASALTOS A CHALÉS Y LAS MEDIDAS PARA COMBATIRLOS

- En lo que va de año, se han contabilizado en Cataluña 25 asaltos a chalés con gran violencia

- Quince de estos atracos han sido cometidos por la misma banda de delincuentes rumanos, muy agresivos y armados con una pistola

- Zapatero anuncia el envío urgente de 367 guardias civiles para reforzar la seguridad en Tarragona y Barcelona

- La tendencia de los robos con fuerza es descendente, aunque crece la alarma creada por los asaltos violentos

- Interior creará el Centro de Inteligencia contra la Criminalidad Organizada para unificar las pesquisas

- Las bandas cambian de zona con los planes especiales

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de mayo de 2006

Más información