Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TECNOLOGÍA

Dime qué buscas y te diré dónde estás

La búsqueda de "Zapatero" en Google es más frecuente en Santiago, y de "sexo", en Las Palmas

Las búsquedas en Internet en España sobre José Luis Rodríguez Zapatero triplican a las efectuadas sobre Mariano Rajoy, y es en Santiago de Compostela donde el presidente del Gobierno suscita, proporcionalmente, más interés, seguida por Valladolid. Después de España, Italia es el primer país del mundo donde los internautas más teclean el nombre del morador de La Moncla, por delante de Venezuela y Argentina.

Es, en cambio, en Las Palmas dónde más se escribe la palabra sexo en el primer motor de búsqueda de Internet y en segundo lugar figura Valladolid. Santiago se sitúa de nuevo a la cabeza en indagaciones sobre terrorismo y droga, mientras que los bares de copas son la prioridad de vallisoletanos, y los restaurantes, la de los bilbaínos.

Es en Egipto o Pakistán donde más se teclea "sex" en el buscador; una nueva herramienta de Google permite estudiar búsquedas según la geografía

Algunos se preguntan preocupados si, en el futuro, Google no revelará quién firmó una petición 'online' contra el Estatut o a favor de la salida de Irak

Todos estos datos sobre los hábitos de búsqueda de los españoles y los ciudadanos de otros muchos países se pueden consultar en Internet gracias a un nuevo instrumento, Google Trends (www.google.com rends), que desde hace unas semanas ofrecen Larry Page y Sergey Brin, los dos fundadores de esta empresa norteamericana que dispone de motores de búsqueda en 116 idiomas y que en España acapara un 95% de las indagaciones on-line.

El internauta que desee, por ejemplo, averiguar dónde hay más interés en España por el "vino" escribe la palabra en la página web y, después de pinchar en Search trends, sabrá que es en Logroño. El resultado obtenido significa que es en la capital de La Rioja donde más búsquedas se efectúan sobre esa bebida con relación al número de pesquisas que desde allí se hacen.

Si después amplía su investigación al mundo entero se enterará de que es en Italia, empezando por Florencia, donde más se busca. Si traduce la palabra al inglés y teclea wine descubrirá que es en Nueva Zelanda donde despierta mayor interés, aunque la ciudad del mundo desde donde más búsquedas se hacen es San Francisco.

Las indagaciones pueden afinarse no sólo por idiomas y por países, sino por fechas (años y meses) a partir de 2004, el año en que Google empezó a guardarlas en su memoria. El sistema también permite comparar las búsquedas de hasta cinco palabras diferentes (por ejemplo, Zapatero, Rajoy, Carod-Rovira, Maragall y Mas) para determinar el interés que todos ellos suscitaron a lo largo de la negociación del Estatut.

Si Rajoy se puede llevar un disgusto sabiendo que las indagaciones concernientes a su adversario socialista triplican a las suyas, para otros políticos, artistas o comunicadores meterse en Google Trends supondrá un auténtico mazazo.

Los presidentes Marcelino Iglesias (Aragón), Miguel Ángel Revilla (Cantabria), Juan Vicente Herrera (Castilla y León), Ramón Luis Valcárcel (Murcia) y Pedro Sanz (La Rioja) no generan el suficiente volumen de búsquedas para merecer siquiera aparecer. A esa lista se puede añadir a dos ministras del Gobierno: Magdalena Álvarez y María Antonia Trujillo.

En cuanto a Federico Jiménez Losantos, el comunicador que anima las mañanas de la COPE con soflamas contra el Estatut y el tripartito catalán, se puede llevar una sorpresa al constatar que es cinco veces más buscado desde la página de Google en catalán que en castellano, lo que hace sospechar que no siempre son admiradores suyos los que indagan sobre él.

Más allá de las fronteras españolas, Google Trends hace revelaciones llamativas. En en Pakistán y en Egipto, países en los que el sexo es tabú, donde más se teclea sex en inglés. En en Arabia Saudí, un reino en el que la homosexualidad está tipificada como delito en el código penal, donde más interés se registra por el gay sex, justo después de los filipinos.

Si sexo se escribe en francés (sexe), los argelinos figuran en cabeza, justo delante de los marroquíes, mientras que los franceses sólo se colocan en tercer lugar. Otro tanto sucede con amor (amour), una palabra mucho más buscada en Marruecos, Argelia y Túnez que en Francia. A aquel que ha frecuentado los cibercafés del Magreb este resultado no le extraña lo más mínimo. Es allí dónde la juventud habla de todo aquello que no puede evocar en la calle.

Goggle Trends es ya hoy en día una potente herramienta para politólogos y sociólogos, y tendrá aplicaciones en marketing. Para atraer al internauta a su página web, muchos tendrán, por ejemplo, la tentación de incluir en ella las palabras más buscadas, aunque apenas guarden relación con su contenido.

Este nuevo instrumento está aún en fase embrionaria y será perfeccionado a lo largo de los próximos meses, según anunció la compañía californiana. La privacidad de las búsquedas será, eso sí, siempre respetada, precisó.

En los primeros foros de debate sobre el nuevo invento de Google, algunos internautas se extasían mientras que otros se preguntan si el día de mañana la empresa de Silicon Valley no revelará, en público o a sus clientes, las búsquedas "no ya de una ciudad, sino las de un barrio, una manzana, un edificio o un piso". O si no desvelará quién firmó on-line una petición a favor de la retirada de las tropas españolas de Irak o de un referéndum nacional sobre el Estatut de Cataluña propugnado por el Partido Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de mayo de 2006