Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JUANDE RAMOS | Entrenador del Sevilla | Fútbol | Final de la Copa de la UEFA

"El que sea más fiel a su estilo será el campeón"

Juan de Dios, Juande, Ramos, de 51 años, llegó al Sevilla esta temporada para cubrir la plaza del hasta entonces más respetado y querido entrenador del club de Nervión, Joaquín Caparrós. Pero su concepto del fútbol está muy lejos del de su predecesor. Hipotecó parte de su prestigio exigiendo el fichaje de Kanouté y, como la inversión salió bien, ganó perfil. También modificó las jerarquías de la plantilla. Así, se fue otro icono del sevillismo reciente, Pablo Alfaro, la extensión de Caparrós en el campo. Su discurso podría calificarse de opaco. A veces, parece defenderse más que analizar cuando se le pregunta. Pero la elocuencia futbolística se ejerce sobre el césped. Y ahí es donde ha demostrado merecerse todo un respeto.

Pregunta. Se ha hablado mucho de lo que esta final significa para el Sevilla, pero para la mayoría de los profesionales de la casa también es algo histórico.

Respuesta. Es un partido importantísimo. No en vano es la primera vez que se alcanza una final europea. Los profesionales la afrontamos con la máxima ilusión y la esperanza de hacer feliz a nuestra gente.

P. Usted, en particular, encara su mayor logro profesional.

R. Sí, qué duda cabe. Es mi primera final europea. Pero no debemos perder la calma. Tenemos que prepararnos para afrontarla como un encuentro más. A pesar de su trascendencia, no hemos de dejar que la euforia nos altere. Enfrente tenemos a un equipo con los mismo objetivos y las mismas ganas que nosotros. Esto es sobre todo fútbol. En ello debemos concentrarnos.

P. ¿Cómo lo viven los jugadores?

R. Tienen muchas ganas de que llegue el partido y saben que disfrutan de una oportunidad única para ser campeones en Europa. No tengo ninguna duda de que van a poner todo lo que tengan para hacerse con el título.

P. A veces, mentar tanto la historia puede suponer un fatalismo dañino. Podría parecer que el Sevilla va a tardar otros cien años en llegar a una final.

R. Si hablamos del Madrid o el Barça..., es relativamente frecuente verlos en estas situaciones. Respecto a los conjuntos situados un escalón por debajo, como el Sevilla en estos momentos, es más difícil que se presente una ocasión de éstas, pero esperemos que no tenga que pasar otro siglo. Estamos creciendo y queremos dar ese pasito para ser una alternativa a los grandes. Ya veremos a partir de ahora la respuesta tanto en la Liga como en las competiciones coperas.

P. ¿Es el momento más dulce del equipo con usted?

R. Sí.

P ¿De juego o de resultados?

R. Los resultados están siendo muy buenos, pero yo subrayaría que nos hallamos en un mejor momento de juego que de resultados. El balance general es muy bueno. Poco a poco, ganamos en seguridad, en confianza. Eso se traduce en la posibilidad de adjudicarnos la Copa de la UEFA y en estar luchando todavía por alcanzar un puesto para disputar la próxima edición de la Liga de Campeones.

P. ¿La falta de gol se ve tan dramática desde dentro del grupo profesional como parece verse desde fuera?

R. Yo no creo que se trate de un mal único del Sevilla. Es algo general. Meter un gol es lo más difícil del fútbol. Es cierto que esta temporada hemos tenido un porcentaje bajo de acierto respecto a la gran cantidad de ocasiones que hemos logrado crear, por lo que se trata de un aspecto que tenemos que mejorar, pero como otros muchos del juego. Vamos a ver si somos capaces de resolver con mayor solvencia las jugadas de ataque porque así podríamos obtener victorias más tranquilas y nos ahorraríamos sufrimiento.

P. Tras el triunfo sobre el Málaga del pasado fin de semana, usted se aseguró la prolongación de su contrato al obtener una plaza para disputar, al menos, la Copa de la UEFA por tercer año sucesivo para el club y segundo para usted. ¿Cómo será el Sevilla de la próxima campaña?

R. En estos momentos, con la mente puesta en esta final, no tengo tiempo ni para pensar en mi situación ni en la del equipo en el futuro por cercano que éste sea. No puedo permitir que nada despiste a los futbolistas y al cuerpo técnico mientras preparamos el duelo de Eindhoven.

P. ¿Tienen ustedes más posibilidad de ganar que de perder contra el Middlesbrough?

R. Por supuesto que tengo la confianza de que vamos a ganar, pero nos enfrentamos a un equipo que está en la misma situación que nosotros, que es un novato en finales europeas, que tiene tanta ilusión o más... Pero uno tiene que ganar y otro tiene que perder. Eso sí, de ninguna de las maneras creo que partamos con ventaja.

P. Otro contrincante especialista en el fútbol directo...

R. Cada equipo tiene su estilo de juego y, sí, es cierto que en el fútbol inglés siempre se han destacado los jugadores fuertes, de mucha altura; los buenos rematadores de cabeza, listos para aprovechar los centros de grandes especialistas desde las bandas... Nosotros tenemos otras cualidades que intentaremos que sean las que marquen el desarrollo y, por supuesto, el desenlace de la final. Yo creo que el que sea más fiel a su estilo será el campeón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de mayo de 2006