Detenido dos veces

Los Mossos tienen detenido desde la madrugada del sábado a un hombre de 44 años vecino de Sant Fruitós de Bages que conducía bajo "evidentes" síntomas de borrachera, que rompió el cepo con el que los agentes le inmovilizaron el vehículo y volvió a conducir también en estado ebrio. Una patrulla localizó un Ford cruzado en la carretera N-141-C, cerca de Sant Fruitós. Intentó interrogar al conductor, que huyó. Poco después, los mismos agentes, en colaboración con la Policía Local de Sant Fruitós, lograron detener a Juan S. V., de 44 años. Se negó a realizar a la prueba de alcoholemia y los agentes inmovilizaron el vehículo. El conductor rompió el cepo, reemprendió la marcha y fue detenido por segunda vez pese a oponer una dura resistencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS