Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Samuel Eto'o | Delantero del Barcelona | Fútbol | El Barça revalida el título

"También hemos corrido mucho"

Barcelona
Samuel Eto'o (Camerún, 1981) se ha erigido en un futbolista esencial en el Barça, que no tenía un delantero centro tan fiable desde los tiempos de Romario. Inmerso en la lucha por ganar el pichichi que se le escurrió hace un año, Eto'o dice que la clave del éxito del Barça reside en el trabajo y la humildad ante cualquier rival. No quiere polémicas: ni por todos los elogios que se lleva Ronaldinho ni por la posible llegada de Henry. Dice que le basta que le valoren en el vestuario.

Eto'o lleva a Camerún hasta en el reloj: en la enorme esfera destacan los colores rojo, amarillo y verde de su país. En el cuello lleva una gargantilla con un balón de plata. Tiene prisa.

Pregunta. ¿Qué le pasa por la cabeza tras revalidar el título?

Respuesta. Desde hace dos años estamos haciendo un trabajo que valoraremos dentro de dos. Hemos ganado dos ligas, una Supercopa y ahora jugaremos la final de la Champions que es un sueño para muchos de nosotros.

P. ¿Da más valor al título de Liga que a la Champions?

R. El día a día nuestro es la Liga y es lo primordial. La Champions es un premio, es como la guinda del pastel, pero el pastel es la Liga. Ganar la Liga significa que hemos sido los más regulares, los mejores. En la Champions siempre hay algo de azar.

"¿Y qué tiene que ver conmigo que venga Henry? ¡Preguntadle al 'presi'! Al Barça siempre vienen los mejores"

"Creo que somos más maduros que la temporada pasada. Por ejemplo, sabemos conservar un resultado"

MÁS INFORMACIÓN

P. Van Gaal decía que los rivales más fuertes están en la Liga.

R. Están en todas partes. Cualquiera te puede ganar. Pero en la Liga nos conocemos mucho. Un rival de fuera ya es otra cosa.

P. ¿Han sido tan superiores como demuestra la ventaja respecto al segundo clasificado?

R. No, pero sí los más regulares.

P. ¿Se ha divertido?

R. Me estoy divirtiendo. A medida que avanzas te diviertes más.

P. El Barça hace un año perdió en los campos del Madrid, del Milan y del Chelsea. Esta vez ha ganado a domicilio a los tres. ¿Es un reflejo del crecimiento del equipo?

R. No lo sé; pero, como en cualquier trabajo, si maduras es difícil que cometas los errores del año anterior o que los repitas en el siguiente. Por eso creo que somos algo más maduros que la temporada pasada, porque hemos aprendido de nuestros errores. Por ejemplo, ahora sabemos manejar mejor los partidos, conservar el resultado y cuándo tenemos que hacer las cosas sin perder la cabeza..

P. Por ejemplo, cuando perdieron a Xavi no perdieron la cabeza.

R. Xavi es nuestro mejor jugador, el que da salida al balón, el que lleva al equipo. A él sí que no le valoran su trabajo. Lo pasamos mal sin él, pero seguimos ganando. Tenemos la suerte de contar con muchos jugadores determinantes. Ahí está Andrés Iniesta, que parece el hermano gemelo de Xavi y nos da también una salida enorme.

P. ¿Uno de los méritos ha sido sobreponerse a todas esas bajas? El año pasado jugaron con 11 futbolistas, y éste con 18.

R. El año pasado sentíamos en el corazón que los lesionados estaban ahí. Y luchamos por ellos. Este año hemos tenido más jugadores.

P. El año pasado Forlán le arrebató el pichichi el último día y el sábado Ronaldinho le cedió el balón para que tirara el penalti ante Cádiz para que no se repitiera la historia con Villa (24 goles frente a 23). Pero lo falló. ¿Le sigue obsesionando el pichichi?

R. Si ahora me siento feliz no es por la pugna por el pichichi. Mis goles han servido para sumar puntos que nos han permitido tener cierta tranquilidad. Si meto 30 y no ganamos la Liga, ¿de qué me sirven? Pero si marco 15, cada uno vale tres puntos y somos campeones, estará bien. Eso es lo que uno quiere.

P. Pero ha mejorado: en el primer tramo de la temporada llevó una media de un gol por partido y ha anotado este año, por ejemplo, más goles de cabeza.

R. El balón no elige. Y juegas sin pensar si lo metes con la pierna derecha, la izquierda o la cabeza. Intento mejorar en todo y lo trabajo entrenándome.

P. ¿Pero lo hace por individualismo o por ayudar al equipo?

R. Siempre por ayudar.

P. Le tienen por individualista...

R. El que me quiere va a decir que no y al revés.

P. ¿Cree que ha hecho méritos para merecer ya el Balón de Oro?

R. No lo sé. Son los demás quienes puntúan y premian. El único premio que nos merecemos ahora mismo es la Liga.

P. Sus compañeros le elogian: dicen que es el primer defensa, que presiona y que nunca se desenchufa de los partidos. ¿Lo ve así?

R. Yo intento dar lo mejor de mí mismo y ayudar al equipo. Y ésa es una forma de ser humilde. Todos los rivales son difíciles. Aunque no lo parezca, cuando juegas en un equipo como el Barça la diferencia reside en cuánto corres. porque la calidad ya la tienes.

P. ¿Es ésa la diferencia entre el Barça y el resto de los equipos?

R. Yo creo que sí.

P. ¿Por eso son campeones?

R. Esa actitud nos ha ayudado a puntuar en muchos campos. Con el escudo no se gana.

P. Le marcó al Chelsea, dio el pase de gol a Ronaldinho ante el Benfica...

R. (Interrumpe). Y soy egoísta (irritado). Podría haber chutado...

P. ... Y todos los elogios recaen en Ronaldinho, aunque usted también aporta muchísimo al Barça. ¿El entorno es injusto?

R. ¿Por qué? Roni hace su trabajo y se le valora. No tiene nada que ver conmigo. Me da igual que me valoren o no: lo que me interesa es que mi entrenador y mis compañeros lo hagan. Pero si mi técnico me dice que lo hago mal...

P. Pues debe de estar contento porque nunca le da descanso.

R. Eso querrá decir algo.

P. Rijkaard dice de todas formas que usted nunca quiere parar. ¿Se siente más protagonista en esta Liga que en la anterior?

R. Todos los somos. He ayudado en todo y he corrido todo lo que he podido. Pero estoy más contento con esta segunda Liga porque quiere decir que en dos años hemos hecho un trabajo enorme.

P. Usted provocó que el tema del racismo se debatiera en el Parlamento. ¿Se siente orgulloso de ello?

R. No sé si lo provoqué yo. Hice lo que creí

[amenazó con irse tras oír insultos racistas en La Romareda] y no me arrepiento. Y ahora sigo jugando y nada más. ¿Si me tratan ahora mejor? En muchos campos me han tratado muy bien y en otros no. Pero mientras siga disfrutando con mi equipo no importa lo que hagan los demás.

P. ¿La gente que sufre el problema le ha reconocido el gesto?

R. No se trata de lo que me pasa a mí, sino de lo que les sucede a ellos. ¿Adónde van a ir? ¿A quién se lo explican? Yo salgo en la tele y en los periódicos. Ellos no. No creo, por desgracia, que hayan salido beneficiados con el gesto.

P. ¿Hacia dónde va el Barça?

R. La clave es seguir trabajando con humildad. El éxito comporta división y relajación. La suerte es que eso no ha pasado en nuestro equipo. El único deseo es que jamás suceda y seguir disfrutando. Somos jóvenes, un día nos haremos mayores y lo bonito serán los recuerdos.

P. ¿Compensan la Liga y jugar la final de París no jugar el Mundial?

R. Un Mundial no se cambia por nada. Fue una lástima, pero también la voluntad de Dios, y eso uno no la puedo cambiar.

P. ¿Qué opina de la posibilidad de que venga Henry?

R. ¿Por qué me preguntáis siempre a mí? ¡Preguntadle al presi (Joan Laporta) que es el que ficha! ¡Siempre me hacen la misma pregunta! A un club de primer nivel siempre llegan los mejores y nosotros no tenemos que decir nada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de mayo de 2006