Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Júcar-Vinalopó estará a finales de 2008, pero no habrá trasvase si no hay sobrantes

El Gobierno dice que ha invertido en dos años lo mismo que el PP en los cuatro anteriores

El trasvase Júcar-Vinalopó estará terminado a finales del 2008, según afirmó ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), Juan José Moragues, quien advirtió, no obstante, de que no se transferirá agua entre las dos cuencas si no hay "sobrantes" en la primera. El delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, destacó ayer el esfuerzo inversor del Ejecutivo socialista en materia de agua. En los dos primeros años, aseguró, se ha destinado a estas políticas lo mismo que en los últimos cuatro años de gestión del PP y que a finales de 2008 sumarán 3.000 millones de euros.

El ejecutivo central invertirá 3.000 millones en infraestructuras hídricas hasta 2008

Bernabé compareció en conferencia de prensa, junto a Moragues y al presidente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) de la Meseta Sur, Francisco Rodríguez Mulero, para hacer balance de la política hídrica del Ejecutivo central en los dos últimos años. El delegado afirmó que en estos dos años de gestión socialista se ha invertido en la Comunidad Valenciana "lo mismo que el Gobierno del PP en su última legislatura". Y anunció que hasta 2008 se invertirán en esta autonomía 3.000 millones de euros en infraestructuras, con las que se aportarán 600 hectómetros cúbicos de agua. "El doble", aseguró, "de lo previsto en el Plan Hidrológico Nacional con el trasvase del Ebro".

Según el delegado, tras el compromiso que adquirió en su investidura el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, "por fin se ha abordado de forma seria y con presupuestos concretos el problema de déficit hídrico de la Comunidad Valenciana", que, añadió, ha pasado a ser "la principal beneficiaria" de la política hídrica de la Administración central. Algo que contrapuso a la gestión del PP, que ha invertido "mucho en propaganda y muy poco en infraestructuras de agua".

Por su parte, Moragues aseguró que las obras de la conducción Júcar-Vinalopó comenzarán en enero de 2007 y estarán acabadas a finales de 2008, pero advirtió de que no se hará "ningún trasvase de agua" mientras no haya sobrantes, para lo que "deberán estar finalizadas" las obras de modernización de regadíos de la Acequia Real del Júcar, competencia de la Generalitat. Precisamente, ayer, la sociedad estatal Aguas del Júcar aprobó ampliar su capital en 25,9 millones de euros, para financiar el trasvase.

Sobre la sentencia del TSJ que rechaza el recurso del Gobierno contra el plan parcial de La Bega -el Manhattan de Cullera-, Moragues precisó que, en contra de lo afirmado por responsables del PP en el sentido de que el fallo avala la política urbanística del Consell, el TSJ "no ha autorizado la ejecución" del proyecto y que el planeamiento sigue condicionado a la construcción de las infraestructuras necesarias.

Mientras, Rodríguez Mulero resaltó que en el año 2000 el Gobierno del PP aprobó el Plan Nacional de Regadíos, con una inversión en modernización de regadíos de la Comunidad Valenciana de 90,1 millones de euros para el período 2000-2008, lo que representaba el 6,6% del total. Y añadió que el actual Gobierno asumió como suyo el plan y lo incrementó presupuestariamente, para adaptarlo a las necesidades reales, con lo que la dotación dirigida a la Comunidad Valenciana para ese período se incrementó un 370%, hasta los 319 millones, el 22% del total. El responsable de las obras de modernización de regadíos que lleva a cabo el Ministerio de Agricultura apuntó que en dos años ya se han ejecutado actuaciones por valor de 109 millones de euros y se han comprometido otras por 198 millones más. Además, señaló, el Plan de Choque contra la sequía, con actuaciones del citado departamento y del Ministerio de Medio Ambiente, que el Gobierno aprobó en marzo, recoge inversiones de modernización de riegos en la Comunidad Valenciana por valor de 416 millones, de los que 250 los pagará el Ministerio de Agricultura y 153 ya se han comprometido con los regantes y están en disposición de ser ejecutados. Rodríguez Mulero aseguró que esto representa el "mayor esfuerzo presupuestario en modernización de regadíos en la Comunidad Valenciana en los últimos 100 años". Y puntualizó: "Esto no son campañas publicitarias ni actitudes propagandísticas, sino realidades que se pueden comprobar sobre el terreno".

El portavoz del Consell, Esteban González Pons, tachó de "mentiras" las inversiones anunciadas por el Gobierno la Comunidad Valenciana en infraestructuras hídricas. "No nos creemos nada porque hace dos años que están prometiendo inversiones", dijo, "y se utiliza el lema más agua, más barata y en menos tiempo, pero no llega una gota".

Por otro lado, el juzgado de lo Mercantil de Valencia ha declarado firme la sentencia que desestimó la demanda contra Aguas del Júcar por la suspensión provisional de las obras de tres tramos del trasvase al Vinalopó. El juez ha considerado firme la sentencia pues el demandante, el presidente de la Junta de Usuarios del Vinalopó y ex consejero de Aguas del Júcar Andrés Martínez, no presentó recurso en plazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de abril de 2006