Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex jefe supremo de la OTAN también critica a Rumsfeld por Irak

El prestigioso general Clark exige la dimisión del responsable del Pentágono

El general Wesley Clark, antiguo comandante en jefe de la OTAN, es el último alto mando militar que se ha unido a la otra media docena de generales estadounidenses retirados que cuestionan el papel del secretario de Defensa de su país, Donald Rumsfeld, por su gestión en la guerra de Irak. "Creo que el secretario de Defensa no hizo bien su trabajo, y debería marcharse", dijo el general.

Clark fue el jefe supremo de la Alianza Atlántica durante la guerra de Kosovo en 1999, donde dirigió las acciones de paz de los ejércitos aliados para permitir el regreso de 1,5 millones de albanokosovares a sus hogares. Clark aseguró en sus críticas que tanto Rumsfeld como el vicepresidente, Dick Cheney, han empujado a EE UU a una guerra y a la invasión de un país, Irak, que no tiene conexión alguna "con la guerra contra el terrorismo".

Los generales retirados que han difundido críticas parecen estar divididos entre su sentido del deber y su conciencia. El Pentágono ha intentado contrarrestar los ataques mediante la difusión de un memorando dirigido a los ex altos mandos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de abril de 2006