Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RODOLPHE KASSER | Coordinador de la traducción del Evangelio de Judas

"El Evangelio de Judas muestra su traición como un encargo"

El profesor Rodolphe Kasser, de 79 años, es el responsable de la coordinación de los equipos de traductores y restauradores que en Suiza se ocuparon de sacar a la luz el Evangelio de Judas, un manuscrito del siglo II obra de la secta gnóstica de los cainitas. Catedrático de Copto de la Universidad de Ginebra y teólogo, ya retirado, Kasser recuerda que el manuscrito choca con la tradición católica, ya que sostiene que Judas cumplió una misión encomendada por Jesús. Kasser recibió a EL PAÍS en su casa del casco antiguo de Yverdon-Les-Bains.

P. ¿Cómo tuvo usted conocimiento de este texto?

R. Me llamaron cuando trabajaba en un diccionario de copto. Dado mi conocimiento de la lengua, la Fundación Mecenas de Basilea me encargó la formación del equipo de expertos que iba a ocuparse de la traducción.

"El gran deterioro del texto se debe a que un 'genio' lo congeló para matar las bacterias"

"El original se expondrá en Ginebra antes de ser devuelto a Egipto, de donde salió ilegalmente"

P. El trabajo debió de ser muy complejo.

R. Es importante entender que, antes de la traducción propiamente dicha, comenzamos el trabajo de ordenar las piezas. En mi larga carrera jamás había visto un texto tan arruinado como éste. Entre otros motivos, el formidable deterioro del original se debe a la idea de un genio que antes del año 2000 decidió congelar el libro. Creía que así iba a detener la acción de las bacterias.

P. ¿Y luego?

R. La primera fase de la restauración consistió en meter los fragmentos bajo vidrio para poder fotografiarlos y trabajar a partir de esas imágenes.

P. ¿Cuál es la naturaleza del copto?

R. El copto es la lengua que se hablaba en Egipto en la época del Imperio Romano. Se escribe usando el alfabeto griego más algunos signos suplementarios para sonidos que en el griego no existían.

P. ¿Y qué eran los gnósticos?

R. Representaron una desviación importante dentro del cristianismo primitivo. Para ellos, el dios del Antiguo Testamento es un falso dios que engaña al hombre. El gnóstico pide y busca la desaparición del mundo físico y piensa que, para salvarse, el hombre debe tener acceso a unas fórmulas de salvación. Según ellos, los apóstoles no entienden el mensaje de Jesús. Hay un momento de nuestro texto en el que Jesús, viéndoles realizar el rito de la eucaristía, se ríe de ellos y les dice que "adoran a un dios que no existe".

P. Esta visión negativa del dios del Antiguo Testamento no habrá caído muy bien al judaísmo.

R. Curiosamente, para el judaísmo este es un texto bienvenido dado que, hasta ahora, la figura de Judas se ha identificado históricamente con el judaísmo en general. Ciertas corrientes judías creen que este descubrimiento va a ayudar a combatir el antisemitismo tradicional, dado que Judas deja ahora de ser el malo de la historia.

P. Háblenos de la historia de este Evangelio.

R. Es un texto que fue considerado herético por las autoridades de la Iglesia primitiva. Se conocía su existencia gracias al libro Contra las Herejías, del obispo Ireneo de Lyón, escrito en el Siglo II. Pero desde entonces se le dio por perdido.

P. ¿Se ha pronunciado al respecto la Iglesia católica?

R. El Papa no se ha pronunciado oficialmente aún, pero los teólogos de la Iglesia católica dicen que las revelaciones del Evangelio de Judas no son tan importantes ni añaden nada trascendente.

P. Usted es también teólogo. ¿Cuáles serían las implicaciones teológicas de este Evangelio?

R. Este Evangelio cambia por completo la óptica tradicional sobre Judas. No hay traición, sino que Judas cumple una misión muy concreta encomendada por el propio Jesús. Para los gnósticos, Judas libera al dios encerrado en Jesús de su envoltorio mortal. Sería entonces un favor y un sacrificio por parte de Judas. En el Evangelio tradicional hay un momento tras la Última Cena en la que Jesús dice a Judas: "Ve a cumplir tu misión". Este texto se interpretó siempre en clave de don adivinatorio, mientras que ahora, a la luz de estos textos, podemos interpretarlo como un encargo y un pacto entre los dos. Cristo, dada su naturaleza divina, sabía que iba a ser traicionado, por tanto no pudo haber sorpresa. Sabiendo que el momento se acercaba pidió a su amigo Judas, que era un discípulo intelectualmente superior a los otros, que lo entregara. Judas preguntó a Jesús: "¿Y yo que gano entregándote?". A lo que Jesús respondió: "Serás el hombre más detestado de la Tierra pero, finalmente, tu estrella será la que brille con más fuerza en el firmamento". Para mí, como creyente, esta nueva óptica no cambia el sentido de mi fe.

P. ¿Cuál es el futuro del original?

R. El texto sigue siendo propiedad de la Fundación Mecenas. Dado que salió ilegalmente de Egipto, la fundación ha decidido devolverlo a sus legítimos dueños. Los textos originales vendrán a Europa, donde serán expuestos en Ginebra a partir del 19 de abril, antes de volver a Egipto.

P. Hay quien ha criticado la sospechosa sincronización entre el anuncio del descubrimiento y la salida en salas de la película El Código Da Vinci. ¿Qué piensa?

R. La elección de la fecha de revelación de estos textos no es fruto del azar, sino que es parte de una campaña muy bien orquestada por los editores del libro para aprovechar el inmenso tirón comercial y el éxito planetario del Código Da Vinci que, por cierto, es un libro absurdo y lamentable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 2006