Annan, fotógrafo

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, se cansó de los fotógrafos en pocos minutos, durante una fugaz visita turística que realizó por Segovia, el sábado, tras clausurar unas jornadas de la Junta de Jefes Ejecutivos de Naciones Unidas, que arrancaron en Madrid. Harto y deslumbrado por los flashes, el dirigente internacional optó por seguir viendo el Alcázar sin el acoso de los reporteros. Sin embargo, quizá porque era el día de su 68 cumpleaños, Annan buscó la reconciliación. En el patio del reloj, junto con el alcaide de la fortaleza, el coronel Manuel Vázquez, Annan desenfundó una pequeña cámara digital y fotografió a los fotógrafos, para los que también tuvo una sonrisa, lo que dio pie a un cámara para hablar del parecido del político con el actor Morgan Freeman, a modo de chascarrillo. Debido a su cambio de planes, les había hecho dar carreras, previamente, porque le estuvieron esperando en el acueducto, durante varias horas, y solo paró el primer ministro de Pakistán, Shaukat Aziz. Annan pasó de largo, quizá influenciado por su esposa, la abogada y pintora sueca Nane Annan, quien le llevó a disfrutar de un pequeño paseo romántico -aunque con escolta- a la alameda del Parral.

No hubo tiempo para más, aunque fuera un día especial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de abril de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50