Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa deposita el aval de 1.000 millones que exige la juez para paralizar la OPA de Gas Natural

Endesa depositó ayer en el Juzgado Mercantil número 3 de Madrid el aval de 1.000 millones requerido por la juez Miriam Iglesias para hacer efectiva la suspensión de la OPA de Gas Natural, tal y como establecía el auto que el pasado 21 de marzo dictó la titular del juzgado. En concreto, Endesa entregó tres avales, uno del BBVA por 500 millones de euros, uno del Banco Santander de 250 millones y otro de Banesto por otros 250 millones.

Caja Madrid, el principal accionista de la eléctrica con cerca del 10% del capital, no entró en la acción como avalista. "Nosotros lo que damos es nuestro voto", aseguró ayer a Europa Press el presidente de la entidad, Miguel Blesa.

Según la providencia dictada ayer por la juez Iglesias, "los avales reúnen las condiciones exigidas en el auto de 21 de marzo, tanto en cuantía como en condiciones, por lo que procede hacer efectiva la suspensión de la tramitación de la OPA formulada por Gas Natural sobre las acciones de Endesa y, por consiguiente de todos los actos relativos o relacionados con la citada OPA, en especial la adquisición de acciones de Endesa por Gas Natural, así como la ejecución del contrato de 5 de septiembre de 2005 suscrito entre Gas Natural e Iberdrola".

Sobre el complejo entramado en el que se encuentran las OPA sobre Endesa, el ministro de Industria, José Montilla, aseguró que el proceso de resolución de las denuncias "no será precisamente corto", sino que "se va a alargar en el tiempo". Hoy finaliza el plazo para que se presenten más ofertas competidoras sobre la eléctrica.

Por otra parte, Endesa, que ayer subió en Bolsa un 1,80% y cerró a 27,20 euros, prevé ingresar alrededor de mil millones de euros hasta el año 2010 mediante ventas de inmuebles. Las ventas se realizarán en varias comunidades autónomas y se harán a través de Bolonia Real Estate, sociedad creada en julio de 2005 para gestionar sus activos inmobiliarios.

Bolonia Real Estate desarrolla actualmente una treintena de proyectos en Cataluña, Andalucía, Baleares, Canarias, Galicia y Aragón. Entre las actuaciones ahora en curso destacan las de Palma de Mallorca, que cuenta con 170.000 metros cuadrados edificables; Barcelona, donde dispone de terrenos con una superficie total de 116.000 metros cuadrados, y Málaga, que afecta a una superficie de 153.000 metros cuadrados en el Paseo Marítimo.

Los activos inmobiliarios gestionados por Bolonia proceden básicamente de instalaciones cuyo ciclo vital ha concluido, como antiguas centrales e instalaciones de generación y distribución, terrenos no utilizados y explotaciones mineras. Bolonia gestiona en la actualidad más de 140 millones de metros cuadrados de suelo en España y Latinoamérica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2006