La fiscalía pide 15 años de cárcel para Guillem Godó, ex militante de Terra Lliure

El ex militante de Terra Lliure Guillem Godó volvió ayer a sentarse en el banquillo de los acusados. La fiscalía le imputa un delito de tenencia y fabricación de artefactos explosivos, 10 delitos de daños y dos de lesiones, por los que solicita penas que suman 15 años de cárcel y 44.000 euros de multa por la colocación de 10 artefactos explosivos, principalmente en bancos.

Los hechos ocurrieron entre octubre de 2000 y agosto de 2003 y, aparte de los daños materiales, provocó lesiones a tres personas, aunque ninguna de ellas de gravedad. Godó fue detenido por la policía un mes después de la última acción y desde entonces permanece en prisión. Su declaración de ayer ante el tribunal de la Sección Séptima resultó muy accidentada y acabó expulsado de la sala después de reconocer los hechos y asegurar que eran acciones de kale borroka catalana en apoyo a ETA.

Previamente, desacreditó al tribunal y a su abogada de oficio, y reclamó que le juzgase la Audiencia Nacional por entender que sus actos eran terrorismo, una posibilidad que ya fue rechazada. El acusado dio vivas a ETA, cantó el himno del soldado vasco y, pese a todo, la presidenta del tribunal, Ana Ingelmo, soportó el envite. Hasta que entró un policía; Godó volvió a increparle y acabó expulsado y en el calabozo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de abril de 2006.

Lo más visto en...

Top 50