El alcalde de Dolores declara de interés comunitario una nave ilegal de su familia para conseguir el permiso

El alcalde de Dolores, Gabriel Gascón, del PP, está intentando legalizar una nave agrícola de su familia que él promovió ilegalmente en 2003, cuando estaba en la oposición. El alcalde firmó el pasado 17 de marzo un decreto en el que informa a favor de que la nave sea declarada de interés comunitario. Las obras promovidas por Gascón sobre suelo no urbanizable fueron denunciadas por el anterior alcalde, Pablo Saura, de un partido independiente, pero el actual alcalde, entonces portavoz del principal grupo de la oposición, hizo caso omiso de la paralización de las obras y continuó los trabajos.

El 30 de marzo de 2004, la directora general de Planificación y Ordenación Territorial, Cristina Santamarina, denegó la autorización de la nave, por no ajustarse a la ley sobre suelo no urbanizable. Según la resolución, la nave incumple el Plan General de Ordenación Urbana de Dolores, no respeta las distancias a lindes exigidas por el planeamiento y, puesto que existe ya una vivienda en el sector, "se entiende que la parcela mínima debe ser de 10.000 metros cuadrados".

Según el PSPV de Dolores, después de denunciarse la ilegalidad de la nave, el actual alcalde dejó como único titular a su hermano. Ya como alcalde, a mediados de 2004 Gascón intentó de nuevo legalizar la nave a través de la declaración de interés comunitario, figura que la ley reserva para casos excepcionales de construcciones en suelos no urbanizables. El director territorial de Territorio reclamó entonces al alcalde que justificara que la nave es compatible con el planeamiento y que el emplazamiento es más oportuno en ese lugar que otro del municipio. También le pidió que explicara qué beneficio reporta la nave ilegal al desarrollo económico y social del municipio.

En su decreto, el alcalde responde que se trata de la ampliación de una edificación ya existente destinada a una actividad preexistente y, por tanto, no cabe plantear otra ubicación. Sobre el interés general del almacén de su familia, el alcalde admite: "Desde el punto de vista del desarrollo económico-social, autonómico y general la influencia de la nave es reducida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de abril de 2006.

Lo más visto en...

Top 50