Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciscar ha comisariado más exposiciones en dos años que los anteriores directores del IVAM juntos

La responsable del museo, sin experiencia previa, figura como comisaria en 17 muestras

La directora del IVAM, Consuelo Ciscar, figura como comisaria, sola o en compañía, en al menos 17 exposiciones inauguradas en el museo desde que tomó las riendas el pasado mayo de 2004, según consta en los catálogos y en la información oficial. De modo que la actual directora, sin experiencia previa en este cometido y procedente de la gestión política, aparece como comisaria en más exposiciones que la suma de los cuatro directores del IVAM precedentes. Ciscar explica que esta función es de su competencia y que ahora hay muchas más exposiciones que antes.

Este abultado número de exposiciones, delimitadas en el tiempo y firmadas por la responsable del centro que las exhibe, es insólito en el mundo del arte. También firma Ciscar, como es habitual en el caso de los comisarios, los extensos textos sobre los artistas y su significación en el contexto creativo, que se publican en los catálogos que acompañan cada muestra.

Además, llama la atención la versatilidad de la directora del IVAM, dada la gran variedad de estilos, países, edades y escuelas de los artistas seleccionados en sus muestras. Así, Ciscar empezó por ser comisaria del artista chino de la pólvora Cai Guo-Quiang y por el momento ha acabado con el maestro francés del cubismo Braque. En ambos casos en calidad de cocomisaria, si bien en un principio no aparecía así en la información facilitada. Por el medio, se ha ocupado del escultor británico Anthony Caro, de la relación de Dalí y El Quijote, de la retrospectiva del valenciano Miquel Navarro, del diseñador Pesce y su H2O, de los dibujos de John Davis o de la instalación sobre el Valencia CF de Geert Mul, entre otras.

Ninguno de los cuatro directores anteriores que ha tenido el IVAM, desde que abrió sus puertas en 1989, Carmen Alborch, José Francisco Yvars, Juan Manuel Bonet y Kosme de Barañano (Tomás Llorens se marchó al Reina Sofía antes de la apertura) se han acercado al porcentaje de comisariados de Ciscar. De hecho, la suma de las exposiciones de todos ellos juntos no alcanza el número de Ciscar en sólo dos años. A excepción de Alborch, todos ellos eran profesionales del mundo del arte en diferentes campos.

Al igual que la actual directora del IVAM, Alboch procedía la gestión política. La ahora diputada socialista no fue comisaria de ninguna muestra, siendo el hoy responsable de la Tate Modern, Vicent Todolí, el que se encargaba de este apartado.

Preguntada por el motivo de su ingente actividad como comisaria, Ciscar responde: "Lo primero que se tiene que decir es que en estos dos años se han hecho en el IVAM el doble de exposiciones que en años anteriores. Una directora tiene que hacer propuestas de exposiciones y además apoyar otras, como hago".

Ciscar explica que con anterioridad no podía ser comisaria porque desempeñaba un cargo público, pero que siempre ha estado ligada al arte. Dice que a veces son los propios artistas como Navarro o Caro los que le piden que sea ella la comisaria; otras ejerce para mostrar las donaciones que ella ha "conseguido", porque son proyectos muy ligados a ella como el de Pesce o porque se trata de la colección. En el caso de Dalí, apunta que era "amiga" del artista. "Mi nivel de implicación con mis propuestas es muy elevado y por eso las saco yo adelante. Las propongo en el consejo rector, que las aprueba, y siempre estoy abierta a recibir propuestas", afirma. Rechaza que su incipiente pero ya nutrido currículum como comisaria obedezca a afán de protagonismo. "Sólo busco poner en marcha mis proyectos", asevera.

En 2005, el IVAM organizó 28 exposiciones, al margen de las que exhibió fuera, en las sedes de la inmobiliaria Astroc en Madrid, del Castillo de Santa Bárbara o del Instituto Cervantes. También se han multiplicado el número de exposiciones en el propio museo hasta el punto de que el IVAM, siendo un museo de dimensiones mucho más reducidas, programa más muestras que el Reina Sofía, por ejemplo. En ocasiones, las salas se dividen incluso en cuatro espacios. Este modelo cuantitativo se incrementará este año, a pesar de que el museo perdió su subsede, el IVAM Centre del Carme, hace cinco años. Fue Ciscar quien promovió entonces la conversión de este centro en museo del Siglo XIX cuando era secretaria autonómica de Cultura. El museo sigue sin arrancar al igual que la rehabilitación integral del antiguo convento del Carme. También Ciscar anunció la apertura de una sala en la Ciudad de las Artes y las Ciencias para la colección del Consorci de Museus, cuando lo dirigía. Ahora espera contar con ella para el IVAM, además de acometer el proyecto de ampliación del mismo. La actual secretaria, Concha Gómez, ha comentado que está por ver la gestión de la nueva sala.

Por otra parte, Ciscar recoge mañana el premio de la Fundación Woman Together en la sede de la ONU en Nueva York, que premia la promoción cultural o el desarrollo de la mujer. Otras premiadas son Hillary Clinton, Rania de Jordania o Kurkova.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de abril de 2006