Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una avería deja a Ascó II fuera de servicio y Vandellòs sigue parada

El consejero Rañé dice que el suministro eléctrico está garantizado

Dos de los tres reactores nucleares, que generan el 50% de la electricidad que se consume en Cataluña, están fuera de servicio. Si anteayer Vandellòs II detectó una pieza suelta en uno de sus tres generadores de vapor, a última hora de la noche de ese mismo día la central Ascó II también tuvo que desconectarse de la red principal y parar el reactor tras averiarse uno de los alternadores.

Este alternador, como ocurre en la mayoría de las plantas de producción eléctrica, gira a 1.500 revoluciones por minuto dentro de una atmósfera de hidrógeno para minimizar la fricción y aumentar la eficiencia. La avería consistió en una pérdida de este hidrógeno, lo que no supone en ningún caso una fuga de radiactividad porque los alternadores, ubicados en un edificio distinto al del reactor, no están en contacto con ningún material radiactivo.

Fuentes de la central han explicado que se trata de una "avería que llevará días" arreglar, del mismo modo que aún no hay fecha para la reparación del generador de vapor de Vandellòs II. Nada garantiza hoy por hoy que la única central catalana que queda operativa, Ascó I, pueda realizar con normalidad su recarga de combustible, prevista para el próximo 8 de abril.

El consejero de Industria, Josep Maria Rañé, aseguró ayer que el paro de Ascó II y Vandellòs II no supone un riesgo para garantizar el suministro eléctrico. Rañé argumentó que la Generalitat no prevé aplicar medidas restrictivas como ocurrió el pasado verano, cuando se juntó una altísima demanda con la sequía, la poca o nula producción hidroeléctrica y varias centrales paradas. El consejero aseguró que ahora existe una "capacidad de generación alternativa" y que la interconexión con la red eléctrica española garantiza un suministro normal. Sin embargo, este panorama cambiaría si a estas dos centrales fuera de servicio se les uniera también Ascó I. De momento, la empresa gestora de las tres plantas, ANAV, mantiene la recarga de combustible para la misma fecha y prevé que de aquí al día 8 ya se haya vuelto a conectar a la red principal de distribución eléctrica alguna de las dos centrales. Una recarga de combustible estándar, que se realiza cada 18 meses, representa entre tres y cuatro semanas con el reactor sin funcionar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de marzo de 2006