Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea de Mujeres Periodistas de Andalucía acuerda luchar por la paridad y contra el sexismo

La paridad en puestos de responsabilidad como "valor social" y acabar con las discriminaciones laborales por razones de sexo son algunas de las prioridades fundamentales que se ha marcado en los próximos años la recién creada Asamblea Andaluza de Mujeres Periodistas (AAMPE). Este colectivo asume "el compromiso" de propiciar "un cambio social" en Andalucía hacia una sociedad "más justa e igualitaria" y emplaza a las administraciones públicas a implicarse en estos objetivos que aparecen recogidos en la llamada Declaración de Chiclana.

Se trata de un decálogo de intenciones que ha sido editado por la Asociación de la Prensa de Cádiz.

Más de un centenar de mujeres periodistas crearon el pasado 25 de febrero en Chiclana de la Frontera (Cádiz) la AAMPE, un órgano que se reunirá anualmente con la premisa de analizar los grandes problemas que afectan a las mujeres en la profesión periodística en la región andaluza. En los debates participaron como ponentes periodistas de renombre nacional y regional, como Nativel Preciado, Soledad Gallego-Díaz, Pilar Vergara, Carmen Rivas, Trinidad Nuñez, y Karmentxu Marín, entre otras.

Los presidentes de las federaciones de Asociaciones de Prensa de España (FAPE) y de Andalucía (FAAP), Fernando González Urbaneja y Fernando Santiago, respectivamente, y la coordinadora general de la AAMPE, Inés Alba, presidieron esta asamblea que giró en torno a tres grandes debates: la discriminación laboral de las mujeres periodistas en los medios de comunicación; la mujer en los contenidos informativos, y el tratamiento de la violencia de género.

Sobre estos tres pilares se sustenta la Declaración de Chiclana. Las periodistas andaluzas se comprometen en primer lugar a "asumir su responsabilidad en el cambio social de Andalucía hacia una sociedad más justa e igualitaria". Abogan por la paridad -para la que piden el compromiso de los sindicatos- y "demandan" de los poderes públicos que "incentiven y premien" las políticas que favorezcan la igualdad. Al mismo tiempo, "urgen" a la Junta de Andalucía que analice la situación de las mujeres periodistas y a la Inspección de Trabajo que "investigue" las discriminaciones por razones de sexo.

La formación profesional contra el lenguaje sexista, mejorar el tratamiento informativo de los malos tratos, conciliar vida familiar y laboral, y potenciar la aportación de las mujeres en los grandes debates sociales son otros de los objetivos de la AAMPE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de marzo de 2006