SOS Racismo alerta del aumento de la violencia en las agresiones de carácter racista

SOS Racismo alertó ayer del aumento de las denuncias que llegaron en 2005 a sus oficinas por agresiones y discriminaciones de carácter racista efectuadas por particulares, en las que, a diferencia de otros años, se aprecia un mayor grado de violencia y recrudecimiento. Coincidiendo con el Día Internacional contra la Discriminación Racial, SOS Racismo de Cataluña presentó la memoria anual de su oficina de información y denuncias, a las que el pasado año llegaron 151 denuncias, el 15% más que en 2004, cuando se registraron 131.

El mayor número de las denuncias, un año más, hacen referencia a las agresiones y abusos de los cuerpos de seguridad públicos, que ya representan prácticamente una cuarta parte del total. El segundo bloque en importancia, de acuerdo con el volumen de denuncias recibidas, es el denominado Discriminación en servicios, que supone el 20% del conjunto de casos. Begoña Sánchez, portavoz de la organización, consideró que lo más destacable de la memoria de 2005 es el aumento de las denuncias de agresiones realizadas por particulares, que han pasado de 20 a 27 y ya representan el 18% del total.

Clima de impunidad

Sánchez explicó que se ha registrado un índice más elevado de agresiones físicas severas, lo cual constata "un aumento y consolidación del racismo social", un proceso de "fractura social" en muchos barrios y un "clima de impunidad con el racismo existente". En opinión de la portavoz de SOS Racismo, este aumento de la violencia se traduce en el mayor número de casos judiciales que se instruyen como delito y no como falta.

"El número de expedientes tramitados por la vía jurídica ha aumentado considerablemente, un cambio que se debe a la gravedad de las situaciones vividas por muchos usuarios", señala el informe, que indica que del total de expedientes judiciales iniciados, el 41% ha sido ganado, el 31% está en fase de instrucción y sólo el 17% se ha perdido. El número de denuncias referidas a abusos de los cuerpos de seguridad contra inmigrantes se ha mantenido en 34, aunque continúan encabezando las estadísticas de SOS Racismo.

Los cuerpos de seguridad más denunciados por la ciudadanía son el Nacional de Policía y la Guardia Urbana de Barcelona, cada uno de los cuales representa el 38% del total de casos recibidos. Las denuncias hacia agentes de la Guardia Civil suponen el 14%, mientras que las que son contra los Mossos d'Esquadra representan el 8%.

Otro bloque temático que SOS Racismo recoge en su memoria es el relativo a las denuncias hacia trabajadores de la seguridad privada (10) por abuso de autoridad, así como las relacionadas con la discriminación laboral (11) y la discriminación en servicios (30), apartado en el que se incluyen casos respecto a la discriminación en el acceso a la vivienda o en el derecho de admisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de marzo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50