Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Glamour to Kill canta a los sentimientos en 'Pecados eléctricos'

El trío Glamour to Kill, compuesto por el cantante Antonio Glamour, el guitarrista y productor Luis Miguélez y el teclista y responsable de programaciones Juan Tormento, ha editado el álbum Pecados eléctricos, segundo en su discografía, tras Musik pour the ratas, que les abrió las puertas de las discotecas de todo el mundo con temas tan claros como Clone fashion. En palabras de Miguélez, el disco tiene "esa esencia tan característica de Glamour to Kill que en definitiva no es más que mezclar la música electrónica con el punk o el glam rock a partes iguales".

Pecados eléctricos ha contado para su grabación con las colaboraciones de Larry Tee, Andy Bell de Erasure, Vince Clark, Princess Superstar o Wit. Para la banda "refleja los dos últimos años de ajetreo", ya que, como expresa Juan Tormento, "llevamos mucho tiempo yendo los tres juntos a todas partes y eso hace que aflore mucha visceralidad, mucho sentimiento...". Ya sea el roce o el cariño, lo cierto es que canciones como Vampire, Quiero ser como tú, Perder la cabeza o Mil noches sin dormir contienen, en palabras del cantante, "letras bastante emocionales. Hablan de calle, prostitutas, amores, desamores y noches sin dormir. Es un nuevo repaso al mismo material de siempre, pero en 2006. Actualizado desde nuestro punto de vista. Es lo que nos pasa, lo que hacemos ahora". En esos temas en los que el electro encuentra armonía al mezclarse con los sonidos de potentes guitarras, cuenta Antonio. "Hay momentos, historias, encuentros con gente. Es un día a día de nuestra vida. Además, después de que nosotros naciéramos como grupo en Berlín, grabáramos el primer disco allí y después lo trajéramos aquí, hemos retomado definitivamente el contacto y nuestra relación con España y eso es algo que se refleja mucho en el disco. Nuestra situación es ahora diferente. Eso te da, creativamente, otros punto de vista".

Evidente evolución

La música también parece haber evolucionado con respecto al regusto underground con el que el grupo se presentó. Hay temas ahora, como Somos ángeles, en el que hay arreglos de música clásica y un ligero aire que evoca los tiempos más frescos de Dinarama, legendaria banda en la que tocó su guitarra Luis Miguélez: "Tenemos influencias de la música clásica alemana, que no sólo tecno hay allí. En el álbum hay más melodías pop, que es por donde quizá se pueda perder un poquito ese carácter underground. Pero es que nosotros, como artistas vivos, no podemos quedarnos haciendo siempre lo mismo. Eso sólo se lo pueden permitir los Rolling Stones". Otra característica fundamental de Pecados eléctricos es que está absolutamente compuesto e interpretado en castellano. Miguélez explica que "es un disco con menos frivolidades y más directo al toro. Está cargado de muchas emociones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 2006