Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Plan de choque contra la intolerancia y la violencia

El Gobierno estudia el anteproyecto de ley contra el racismo

"El objetivo es endurecer las sanciones contra el racismo y la xenofobia", resumió la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. El Consejo de Ministros recibió ayer un informe sobre el anteproyecto de Ley contra el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte que están elaborando los ministerios de Educación e Interior. "Se pretende favorecer la convivencia multiétnica y la integración cultural en el deporte y más particularmente en el fútbol, el más popular entre la población española e inmigrante", explicó Fernández de la Vega. Una afirmación tras la que Esteban Ibarra, presidente del Movimiento Contra la Intolerancia, cree ver "una advertencia a las federaciones para que modifiquen sus reglamentos y dejen participar sin ninguna traba a los inmigrantes, lo que ahora no sucede".

Además de la violencia que procede de los sectores donde se ubican los ultras -con frecuencia, de ideología neonazi-, el verdadero epicentro del fenómeno según Ibarra, se trata de erradicar la creciente costumbre de insultar a los futbolistas negros. Hace tres semanas, el delantero camerunés Eto'o, del Barcelona, amagó con abandonar el césped del estadio del Zaragoza por los insultos. El proyecto es "la respuesta del Gobierno a quienes se empeñan en considerar que las conductas racistas son banales o minoritarias", comentó también Fernández de la Vega. El propósito fundamental del texto es garantizar la seguridad en los eventos deportivos y actualizar las sanciones que atañen a las conductas violentas o racistas. En opinión de Ibarra, los dos grandes pasos que se da son "el cambio de un protocolo, que no es más que una declaración de intenciones, a un proyecto de ley y la creación de una Comisión Nacional con poder sancionador [hasta la fecha, Antiviolencia sólo puede proponer los castigos]". Los principales puntos que describe el proyecto son:

- "Sistematiza, actualiza y define qué se considera como conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes en el deporte".

- "Establece un marco diferenciado de obligaciones y de responsabilidades para los deportistas, los espectadores de acontecimientos deportivos y sus organizadores".

- "Armoniza las disposiciones sobre seguridad pública y el régimen disciplinario deportivo".

- "Reordena las competencias y su desempeño coordinado por parte de los distintos poderes públicos que intervienen en los dispositivos de seguridad de las competiciones deportivas profesionales".

- "Desarrolla un catálogo de medidas de apoyo a la convivencia y a la integración social por medio del deporte".

- "Crea la Comisión Nacional contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte".

- "Regula el régimen sancionador contra este tipo de conductas y establece el régimen disciplinario especifico contra ellas en el ámbito del derecho deportivo".

La iniciativa se suma a la que hizo pública el pasado jueves la FIFA, en la que advertía de que sancionará con dureza las actitudes racistas. El organismo rector del fútbol pretende quitar puntos a los equipos cuyos hinchas o jugadores se vean implicados en estos actos. La federación nacional que incumpla esta disposición puede quedar excluida de cualquier competición durante dos años. Estas modificaciones entrarán en vigor en cuanto se curse desde Suiza la comunicación formal por correo a todas las instituciones miembros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de marzo de 2006