Reportaje:

Espectáculos para adolescentes

Teatralia incluye danza, música, vídeo, payasos y marionetas

El festival de artes escénicas Teatralia llena este fin de semana la cartelera e incluye propuestas para adolescentes, una franja de público habitualmente poco tenido en cuenta.

La unión de la prestigiosa compañía italiana de teatro de sombras Gioco Vita y la Fondazione Nazionale della Danza ha dado como resultado el espectáculo L'uccello di fuoco (El pájaro de fuego), que sobre la composición de Stravinski, crea un montaje sin texto, recomendado para espectadores de ocho años en adelante. Centro Cultural Paco Rabal. Sábado, 18.00 y domingo, 12.00.

También de baile es el montaje Alonso Quijano el Bueno, de Da.Te Danza, premiado en la Feria Europea de Gijón (FETEN), que actualiza el personaje quijotesco, a modo de un chico amante de los libros. Teatro Municipal Francisco Rabal, de Pinto. Sábado, 19.00.

El teatro de sombras viene de la mano de la compañía checa Teatro Lisen, que narra en Sávitrí (Sala TribueÑe. Días 11, a las 17.30; y 12, a las 12), la historia de una princesa que intenta evitar que su marido muera.

En Navalcarnero (Teatro Tyl Tyl. Día 12, 12.30) se puede ver el exquisito montaje de marionetas La neige au milieu de l'été (La nieve en mitad del verano), recomendado para público de más de 10 años y que habla de una mujer que se resiste a admitir el destino al que la someten los hombres.

De teatro clownesco se califica el montaje Faux départs (Falsa partida) de la formación canadiense Dynamo. Se trata de un trepidante juego de acción entre tres personajes, uno de ellos, ausente. Teatro Pradillo; días 11 (17.00) y 12 (12.30). También son narices rojas los protagonistas de Papirus, de la compañía catalana Xirriquiteula, que parte del encuentro de un estibador y una campesina que huyen de la guerra. Con papel y mucha imaginación crean un nuevo mundo. Sala Cuarta Pared, domingo (12.30 y 17.30)

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El público juvenil tiene en Desert dream (Sueño en el desierto) la oportunidad de conocer la historia de dos hermanos que, por encima de sus diferencias, se quieren. Mezclando lo teatral con vídeo y música, el argumento gira en torno a la desaparición de uno de los hermanos. Está recomendada para espectadores de entre 14 y 17 años y se puede ver (días 11 y 12, a las 20.00) en la sala Triángulo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS