El futuro de Cataluña

PSOE y CiU defienden el Estatuto y acusan al PP de provocar la división entre españoles

Rajoy pide que el Tribunal Constitucional se pronuncie antes del referéndum en Cataluña

dLa mayoría formada por el PSOE, PSC, CiU e ICV se plasmó ayer en la Comisión Constitucional del Congreso al inicio del debate sobre el Estatuto de Cataluña. Este bloque defendió que el texto es constitucional y ahonda en el autogobierno de Cataluña. Junto a ERC, estos grupos criticaron al PP por "sembrar la división entre españoles y fomentar el anticatalanismo". El líder del PP, Mariano Rajoy, evitó ayer las alusiones habituales sobre la ruptura de España, aunque insistió en que el texto es inconstitucional y "ambiguo", y pidió que el Constitucional se pronuncie antes del referéndum

Rubalcaba: "Cuando España no se rompa, ni se acabe con la enseñanza privada, ni se desmorone la familia, se verá que el PP ha mentido"
Rajoy: "El Estatuto tiene hechura y estructura de una Constitución, donde los poderes emanan del pueblo catalán"
Más información
Acebes asegura que el Estatut otorga "derechos específicos" a los catalanes

El presidente de la Comisión Constitucional, Alfonso Guerra, no tuvo que llamar al orden en ningún momento porque el profundo desacuerdo en torno al Estatuto de Cataluña no fue óbice para que las ocho horas de sesión de ayer transcurrieran con corrección y cortesía parlamentaria. Pero hubo fuego cruzado intenso durante toda la jornada. Todos contra el PP. El PP contra todos, aunque singularmente más centrado en el PSOE y en CiU, y planeando de manera constante el reproche amargado de ERC hacia los socialistas y la diatriba dura contra CiU. Al final, PSOE, CiU e ICV votaron juntos para sacar adelante el Título Preliminar de este Estatuto, cuyos trabajan continúan hoy.

La actitud del PP desde que empezó hace meses la tramitación del Estatuto de Cataluña con una fuerte campaña en contra, incluida la recogida de firmas que para muchos grupos simplemente es "contra Cataluña y los catalanes", fue recriminada ayer por todos los portavoces. El dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba dio por sentado que la estrategia del PP contra el Gobierno de España pasa por oponerse a este Estatuto diga lo que diga. "Ustedes tienen el discurso de que España se rompe y ese discurso se desmonta". Rubalcaba anticipó que todos los días su grupo se dedicará a "desmontar" las tesis del PP sobre el Estatuto "artículo por artículo". Invocó las urnas como el "momento de la verdad" en el que cada cual tendrá que responder de lo que ha dicho. "Y cuando se vea que España no se rompe, ni que la familia se desmorona ni que la enseñanza privada corre peligro, los ciudadanos verán que ustedes han mentido".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Desmontaje" a las críticas

Rubalcaba empezó su "desmontaje" a las críticas del PP al preguntar a Rajoy si va a "impedir" que Baleares, gobernada por el PP, o al PP de Andalucía sacar adelante sus estatutos con contenidos, en algunos artículos, similares al catalán. También fue muy citado por Rubalcaba el Estatuto valenciano, aprobado anteayer en el Senado, en el que hay competencias y denominaciones similares al Estatuto catalán en estudio. "Ustedes eligieron el Estatuto de Cataluña y fueron predicando por toda España, con un anticatalanismo que sí rompe España, cosas que no son verdad. Lo desmontaremos y los ciudadanos lo sabrán", remachó.

Fue Gaspar Llamazares, portavoz de Izquierda Unida, quien destacó que ayer Mariano Rajoy estuvo "mucho más suave" que de costumbre. Se felicitó de que Rajoy no hablase ayer "ni de balcanización, ni de un proceso de secesión, ni de intercambio de nación por paz". Pero, tras la réplica de Rajoy, Llamazares censuró que pida recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad.

La moderación de Rajoy, en todo caso, afectó sólo a las formas, pero no a la crítica de fondo que el PP hace al proyecto. Insistió en que la aparición del término "nación" en el Preámbulo "es la clave de la ruptura con la Constitución de 1978". Reiteró que tiene "hechura y estructura de una Constitución, donde los poderes emanan del pueblo catalán". De ahí, añadió, que Cataluña sea catalogada como "una nación, con derechos y deberes, poder judicial propio, relaciones exteriores, relaciones bilaterales con el resto y lengua obligatoria", el catalán.

"Fraude a la Constitución"

Como solución, Rajoy pidió que se consulte al Tribunal Constitucional antes de someter el Estatuto a referéndum para evitar, según él, la tensión política de que deba pronunciarse después con un texto "que es un fraude a la Constitución", pero vaya respaldado por los catalanes. El PP mantiene que ese recurso previo para los Estatutos de autonomía sería posible si el PSOE aceptase una enmienda presentada por los populares a una reforma a la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, ahora en el Congreso.

El "fraude a la Constitución" ha ocurrido, según Rajoy, porque "los socialistas han querido ser más nacionalistas que CiU, y CiU más que ERC". El resultado es, según él, "la pretensión de construir un pseudo-Estado a cambio de debilitar el Estado español", con un texto que es "un embrollo" cargado de "intervencionismo y pérdida de libertad".

Que España no se altera por este Estatuto, sino que Cataluña profundiza en su autogobierno lo defendieron Joan Saura, de ICV, y los representantes de CiU, Artur Mas y Jordi Jané. Mas hizo un discurso con doble perspectiva: hacia el PP y hacia ERC. A Rajoy le aconsejó que cambie, porque desde la oposición también se puede servir a los ciudadanos. Le pidió que cesen "las campañas de intoxicación" sobre el catalán y defendió el modelo de financiación. Dio por seguro que las autonomías gobernadas por el PP "no tardarán en pedir lo mismo". La actitud contraria de ERC la explica el líder de CiU "por el orgullo herido y los celos". Y dejó claro a los republicanos que, antes de quedarse como están con este Estatuto, CiU prefiere "avanzar".

El líder del PP, Mariano Rajoy, habla por teléfono en el Congreso.
El líder del PP, Mariano Rajoy, habla por teléfono en el Congreso.ULY MARTÍN

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS