Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ENTREVISTA

Black: "Ganar dinero requiere suerte a corto plazo, pero a largo es un trabajo duro"

"Nuestro sistema de apuestas es una réplica de la Bolsa, hay una gran inversión tecnológica y precisa un mínimo nivel de conocimientos", dice el fundador de Betfair - La 'web' británica procesa diariamente tres millones de transacciones

Andrew Black es el padre de Betfair, una de las grandes casas de apuestas deportivas de Internet. Originaria del Reino Unido y afincada en España desde agosto, Betfair cuenta con 430.000 abonados en todo el mundo. Fútbol, tenis y carreras de caballos son los deportes con más apuestas, aunque también se juega sobre política y meteorología. Betfair procesa más de tres millones de transacciones diarias. El Barça-Madrid de noviembre movió más de ocho millones de euros en Betfair. El 83% de los jugadores españoles son hombres, y de ellos, el 72% de entre 20 y 35 años. Sólo el 15% tienen hijos. El juego por Internet moverá 619 millones de euros en 2006 en España, según Betfair. En un año la audiencia de las páginas se ha triplicado.

El juego por Internet moverá 619 millones de euros en 2006 en España, según Betfair. En un año, la audiencia de las páginas de apuestas se ha triplicado.

Pregunta. ¿Cómo surge Betfair?

Respuesta. Yo empecé en una empresa que diseñaba software para la bolsa de Londres, después me convertí en jugador profesional y me acerqué cada vez más a la tecnología. La combinación de estas tres cosas dio lugar a Betfair. Salimos en el auge de las puntocom, pero fuimos muy silenciosos. No teníamos mucho dinero; nos apoyamos en familia y amigos, éramos 20 personas.

P. Existen más de 50.000 páginas dedicadas al juego. ¿Cómo se destaca?

R. Siempre ha habido competencia, pero nosotros somos diferentes. Somos como eBay: si compras un producto en eBay, no lo compras a la compañía, sino a alguien más. En la mayoría de los sitios de Internet apuestas contra la compañía. Nosotros simplemente somos la tecnología que está en medio; no apostamos y, por tanto, no corremos riesgo. Creamos la tecnología que permite a otra gente hacer sus apuestas. No nos preocupa que un jugador gane mucho dinero porque no juega contra nosotros, simplemente cobramos comisión a las apuestas ganadoras. Por cada ganador, hay un perdedor.

P. ¿Cuándo se apuesta?

R. Ante un gran partido como el Barça-Chelsea probablemente hacemos la mitad del negocio antes de comenzar el partido y la otra mitad durante el encuentro. Es algo inusual porque en otros sitios las apuestas se hacen antes del partido. En Betfair los jugadores pueden cambiar sus apuestas cada segundo y los precios varían a la misma velocidad.

P. ¿Por qué es la tecnología tan importante para Betfair?

R. Tenemos más de 3.000 eventos diarios y hay que tratar una cantidad enorme de transacciones; eso requiere una arquitectura de base de datos mucho más compleja que cualquier otra que conozcamos en una web. La velocidad es increíblemente importante. Tenemos que invertir muchísimo en tecnología para mantener la web fluida, rápida y fiable.

P. Si el sistema es tan bueno, ¿por qué no lo copian?

R. Si apuestas 1.000 euros con nosotros, Betfair en general consigue menos de 10 euros. Nuestro margen es muy pequeño. Pero una vez entras en nuestro juego, optas por quedarte porque ganas más dinero aquí. Nuestro sistema es una réplica de la Bolsa, hay una gran inversión tecnológica detrás y requiere un mínimo nivel de conocimiento para entenderlo.

P. ¿Cómo explica el crecimiento del juego online?

R. En parte es moda, en parte hay mucha gente invirtiendo mucho dinero en publicidad. Muchos gastan el 50% de sus beneficios en anuncios. Nosotros sólo el 15%.

P. ¿Puede el juego por Internet ser una adicción?

R. Las personas que de por sí tienen personalidades adictivas pueden convertirse en adictas. Colaboramos estrechamente con Jugadores Anónimos en el Reino Unido. Tenemos un equipo de personas que estudian patrones de conducta en el juego, y si se observa que un cliente puede estar jugando de forma incontrolada, nos ponemos en contacto con él y hablamos de sus estrategias de apuesta. En algunos casos les cerramos sus cuentas.

P. Muchas compañías se han instalado en paraísos fiscales. ¿Y ustedes?

R. No lo hacemos y estamos perdiendo dinero por eso. Nosotros no queremos asumir ese riesgo. Además tratamos de establecer una relación con cada regulador que gestiona uno de los deportes en los que realizamos apuestas. Por ejemplo, en tenis, tenemos un acuerdo con la ATP para compartir información. Nuestra filosofía es ser transparentes.

P. ¿El futuro del juego online es el móvil?

R. No, no lo creo. Habrá negocios a través del teléfono, pero la mayoría vendrá del PC ya que obtienes más información.

P. ¿Por dónde pasa el futuro de Betfair?

R. Nos vamos a concentrar en Europa y en la nueva licencia que hemos obtenido en Australia. Las apuestas deportivas seguirán siendo una gran porción del negocio. Tenis, golf y críquet están creciendo de forma considerable.

P. ¿Existen clientes que viven de Betfair?

R. Sí, hay muchos profesionales. En algunos casos son personas que no pueden ganarse la vida de otra manera; algunos, con problemas físicos, no pueden obtener un trabajo. Ganar dinero es una cuestión de suerte a corto plazo, pero a largo plazo es un trabajo duro, de horas y análisis. Yo solía apostar para vivir, pero necesitas tiempo y ya no lo tengo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2006