Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex portavoz de KAS alega ante el juez torturas y cambia su versión

Xabier Alegría, uno de los principales procesados en el macrojuicio contra el entorno de ETA que se celebra en dependencias de la Audiencia Nacional, declaró por fin ayer, más de dos meses después de que iniciase ese trámite. Alegría, para el que el fiscal pide 51 años de prisión por pertenencia a ETA y otros delitos por ser el enlace de la banda terrorista en el clausurado diario Egin, estuvo casi siete horas declarando.

El que fuera portavoz de la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) pasó varias horas detallando su paso por dependencias de la Guardia Civil, donde alegó haber sido objeto de torturas para justificar sus declaraciones ante los guardias y ante el juez instructor Juan del Olmo, en las que reconocía haber utilizado el seudónimo Garikoitz para comunicarse con la dirección de ETA y recibir instrucciones y haber implicado a conocidos dirigentes de Batasuna, como Joseba Permach en la pertenencia a Ekin, estructura dinamizadora del entorno etarra. Alegría dijo que los guardias le habían amenazado con volver a torturarle si no ratificaba ante el juez lo que les había dicho a ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de marzo de 2006