Los pescadores del Golfo de Cádiz radicalizan las protestas al bloquear la lonja de El Puerto

Unos 500 pescadores del Golfo de Cádiz se concentraron desde primeras horas de ayer a las puertas de la lonja de El Puerto de Santa María (Cádiz) para evitar la venta de pescado. Los marineros de los principales puertos gaditanos y onubenses boicotearon así a los mayoristas, que habían rechazado sumarse a la huelga del sector pesquero para reclamar que se equiparen las tallas mínimas en el caladero gaditano a las del Mediterráneo, menos exigentes.

La protesta de los pescadores se produjo desde la medianoche del viernes a las 9 de la mañana. Su acción contribuyó a convencer a los compradores de pescado para que no adquiriesen mercancía. Carmelo Fernández, patrón mayor de la cofradía portuense, agradeció a los comerciantes y hosteleros que no retirasen el pescado, a la vez que lamentó la "escasa solidaridad" de los mayoristas.

Los mayoristas solicitaron un despliegue policial en los alrededores de la lonja para evitar incidentes tras ser avisados de que los pescadores tratarían de impedir las ventas. Al final, se vieron obligados a tirar todo el pescado que habían adquirido del resto de puertos españoles. Manuel Cañedo, presidente de la asociación de vendedores de El Puerto, calculó que las pérdidas que sufrieron 14 mayoristas ascendieron a 168.000 euros.

Las acciones de protesta continuarán en los próximos días, según anunciaron posteriormente en Huelva. Los representantes de los marineros y armadores de la flota de arrastre de los puertos de Punta del Moral, Isla Cristina, Lepe, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto criticaron el trato recibido en esta última localidad por parte de las fuerzas de seguridad. "Esto ha sido pasarse. A partir de ahora las movilizaciones van a ser más radicales. No nos vamos a andar con contemplaciones", dijo Mariano García, patrón mayor de la cofradía de Isla Cristina y portavoz de los marineros y armadores en paro. Tanto García, como los portavoces de los cinco puertos, dijeron no sentirse representados por los dirigentes de las federaciones andaluzas de cofradías y armadores.

Los huelguistas exigen a las autoridades sentarse en un diálogo en el que se aborde la equiparación de las tallas de las capturas del Mediterráneo y del Atlántico, las ayudas al gasóleo -pactadas ya con el Ministerio de Agricultura y Pesca-, la lucha contra los pesqueros ilegales que "esquilman" el Golfo de Cádiz y una aclaración sobre las políticas y delimitaciones de la pesca con Portugal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50