Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Florencia leerá hoy un mensaje del Papa contra el racismo antes del Italia-Alemania

Un mensaje del papa Benedicto XVI contra el racismo será leído mañana en el estadio Franchi, de Florencia, antes del partido amistoso entre las selecciones de Italia y Alemania, informaron fuentes religiosas de la ciudad florentina. El mensaje será leído por Claudio Magnago, obispo auxiliar de Florencia, precisaron. Además de condenar el racismo, el mensaje también invitará a la solidaridad entre los hombres y a evitar cualquier forma de discriminación racial.

Las autoridades italianas y la Unión Europea han aprovechado este encuentro para lanzar una campaña común contra cualquier forma de racismo, dirigida especialmente al mundo del deporte. La misma se enmarca en otra de más vastas dimensiones que se pondrá en marcha con motivo del Mundial de Alemania. Así, antes de que comience el partido, el vicepresidente de la Comisión Europea, Franco Frattini, entregará a los capitanes de las selecciones de Italia y Alemania la bandera de la UE y, a su vez, el alcalde de Florencia dará a los dos equipos el estandarte de la ciudad.

El director de la representación de la UE en Italia, Pier Virgilio Dastoli, por su parte, entregará a los jugadores de los dos conjuntos camisetas con el escudo de la UE y la frase en italiano y alemán "la Unión Europea contra el racismo". En la parte de atrás de las camisetas aparecerá escrito: "¿Raza? Humana".

Dura sanción al Hajduk

El Hajduk Split, croata, será duramente sancionado por los actos racistas de parte de su afición. Es reincidente. Hace unos meses, su federación le sancionó con 3.000 euros por ondear banderas con simbología racista. Este fin de semana, además, algunos de sus hinchas profirieron reiteradamente insultos xenófobos contra tres futbolistas del Dínamo de Zagreb: el camerunés Chago y a los brasileños Da Silva y Araujo dos Santos. La sanción, según la UEFA, puede elevarse a 18.300 euros y el cierre del campo duranrte varios partidos.

El primer ministro de Croacia, Ivo Sanader, salió el lunes a la palestra para condenar la actitud racista: "Vivimos en un siglo que debería cultivar la tolerancia. Hay que detener ya todos los actos racistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 2006