De Barros despide a los asesores municipales del núcleo duro de Ángel Franco

La nueva mayoría del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alicante que dirige Manuel de Barros está desmantelando el núcleo duro del equipo que hasta la semana pasada controlaban el ex senador Ángel Franco y el ex portavoz Blas Bernal. Ocho de los doce ediles sumaron sus votos el miércoles pasado para destituir a su hasta entonces portavoz. El relevo se produjo con el respaldo de la dirección nacional del PSPV y el aval de la Gestora que provisionalmente dirige el partido en Alicante y preside el senador Antonio García Miralles.

De Barros prescindió ayer de los tres asesores más afines al anterior equipo: Carlos Giménez, que fue, a propuesta de Franco, secretario de organización de la Ejecutiva local comandada Juan Antonio Román; Dolores Huesca, de la Ejecutiva Nacional del PSPV propuesta también por el ex senador y Enriqueta Asensi, que fue responsable de movimientos sociales en la última Ejecutiva local dirigida por Franco.

Pese a estos despidos, De Barros dijo ayer: "No habrá vendettas". El portavoz aseguró que se está hablando con todos los asesores y estudiando la situación personal de cada uno de ellos. "Yo creo que se quedarán más de la mitad", es decir, seis o siete de los diez.

Sin poder

Franco y Bernal, en la nueva distribución de competencias del grupo, han sido apartados de los consejos de administración de las empresas mixtas: Aguas de Alicante, Emarasa y Mercalicante. Franco, además, ya no representará a su grupo en la comisión de seguimiento del Palacio de Congresos en el barrio de La Sangueta.

Además de Manuel De Barros y del portavoz adjunto, Domingo Martín, los tres concejales que inclinaron la balanza en favor de la nueva mayoría (Luis Briñas, José Vicente Ronda y Jorge Espí) han aumentado su poder y sus sueldos en el grupo gracias a su incorporación a Aguas Municipalizadas de Alicante y a la Empresa Mixta de Aguas Residuales de Alicante (Emarasa).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según de Barros, en esta nueva etapa hay un "reparto más equitativo y equilibrado de las competencias", que ahora están "claramente definidas", de forma que todos los concejales tienen ahora al menos un área de trabajo.

Bernal y Franco criticaron duramente el lunes la reorganización del grupo, aunque acataron la decisión de la nueva mayoría. Ayer no realizaron declaraciones sobre los cambios.

El nuevo portavoz aseguró ayer que necesita "algún tiempo" para analizar con informes jurídicos las demandas que el anterior portavoz interpuso contra el alcalde, el popular Luis Díaz Alperi, y pronunciarse sobre si las va a mantener o no, aunque indicó que piensa asumir todas las responsabilidades.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS