El responsable de acción electoral del Bloc apuesta por sumar esfuerzos con EU

"Para combatir el empobrecimiento democrático de la política valenciana que pretende el PP y consiente el PSOE, no hay más camino que la suma de esfuerzos electorales, de manera inteligente y productiva, para que Camps a partir de 2007 no ocupe la presidencia de la Generalitat". En un artículo remitido a EL PAÍS, el secretario de Comunicación y Acción Electoral del Bloc Nacionalista Valencià, Lluís Miquel Campos, apuesta por realizar un planteamiento posibilista en las próximas elecciones autonómicas ante la negativa del PP a rebajar la barrera electoral del 5% por razones "partidistas" y "electorales".

En su escrito, el dirigente del Bloc afirma: "A mí tampoco me gustan las alquimias, como a Glòria Marcos [coordinadora general de Esquerra Unida], pero menos me gusta tener que aguantar este chaparrón durante cuatro años más". Campos prosigue: "No se trata de hacer un potaje sino de explicarle a la ciudadanía que aquí hay un chiringuito político que empieza a hacer demasiado olor y que los que mandan de verdad no son ni Camps, ni Pla, ni sus jefes de Madrid, porque aquí aquello de los poderes fácticos cada día es más de verdad". "De lo que se trata es de decirles a los nuestros, cada uno de nosotros a los suyos, que por encima de la competencia electoral o del campanario de cada cual, lo que nos jugamos en 2007 es la salud democrática de esta comunidad, si es que entre cuatro antes no la han convertido en Las Vegas o Florida de Europa".

Impresentable

Campos considera que la posición política del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, es "impresentable a todas luces", ya que sacrifica las mejoras posibles de una nueva ley Electoral Valenciana a intereses partidistas y electorales. El responsable de Acción Electoral del Bloc critica también al Partido Popular por amenazar con bloquear la creación del Consell Audiovisual "o alguna otra amenaza siciliana" como fue la de retirar el Estatut o desmontar la Acadèmia Valenciana de la Llengua. "Toda una muestra de legitimidad democrática, porque puede hacerlo aunque sea una infamia manifiesta. O gana Camps o rompe la baraja", sentencia el político valencianista.

Tras referirse a las manifestaciones publicadas en EL PAÍS esta misma semana del constitucionalista Manuel Martínez Sospedra y del responsable de los servicios jurídicos de la Generalitat, José Marí, que confrontaban su distinta visión sobre las repercusiones de la reforma del Estatut en la ley Electoral Valenciana, el responsable del Bloc sentencia que, pese a que "nadie duda de la necesidad de reformar" esta ley, no confía en que los dos grandes partidos lo hagan. "Ante tanta indecencia democrática, propongo soluciones políticas, ya que no tengo confianza en las propuestas jurídicas de parte".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 18 de febrero de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50