Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Steve Fossett da la vuelta al mundo en avión en 76 horas

El aventurero millonario batió el récord mundial de vuelo sin escalas y sin repostar

Steve Fossett se apuntó ayer un nuevo récord al sobrevolar el planeta tierra, solo y sin escalas, en 76 horas y 45 minutos. El millonario estadounidense batió la marca mundial, establecida en 1986 sobre una distancia de 40.212 kilómetros, al cruzar Shannon, oeste de Irlanda, a bordo de su avión Virgin Atlantic GlobalFlyer. Aterrizó ayer por la tarde en Bournemouth, sur Inglaterra, habiendo recorrido un total de 26.389,3 millas sin repostar. El carismático aventurero, de 61 años, llevaba tres días y medio navegando por las grandes alturas.

Fossett superó serias complicaciones en su odisea mundial. Al despegar, el pasado miércoles, del Centro Espacial Kennedy, en Florida, su GlobalFlyer perdió combustible, primera señal del posible fracaso de la aventura. En el Atlántico, los vientos soplaron en su contra o con una debilidad que retrasaron la velocidad del aparato. En India tropezó con fuertes turbulencias que llevaron al excéntrico piloto a ajustarse el paracaídas, temiendo lo peor.

Superado este último obstáculo, y ya en espacio europeo, Fossett se vio obligado a cambiar su destino inicial, en el aeropuerto internacional de Manston, en el condado inglés de Kent. Con miedo de no tener suficiente combustible para concluir su odisea, y habiendo registrado un fallo eléctrico en los mandos del avión, descendió finalmente en el más modesto aeropuerto de Bournemouth.

"Todo esto significó que debíamos traerle a tierra en 15 minutos. No hubiera llegado a Manston y optamos por Bournemouth", declaró ayer Steve Ridgeway, director ejecutivo de Virgin Atlantic, la compañía del empresario británico Richard Branson.

De acuerdo con Ridgeway, en el aterrizaje de ayer estallaron dos ruedas del GlobalFlyer y el parabrisas estaba prácticamente cubierto de hielo, limitando al mínimo la visibilidad del piloto. Pese a todo, Fossett cumplió sano y salvo su misión.

Se apuntó así un nuevo récord al más de centenar que acumula en una rica gama de habilidades deportivas. Desde ayer, Fossett tiene en su poder las marcas mundiales de sobrevolar el planeta, solo y sin escalas, en avión y en globo aerostático.

Esta última la logró en 2002 cuando dio la vuelta al mundo en un récord de 13 meses. Ya se había subido muchas veces a un globo y, en 1995, lo celebró batiendo a otros aventureros en una travesía solo por el Pacífico.

Tres años más tarde, falló, sin embargo, en su objetivo por sobrevolar el planeta en un globo habilitado para transportar a varios pasajeros. Se lanzó a esa aventura con su amigo y patrocinador, Richard Branson, pero ambos tropezaron con serios problemas que les obligaron a abandonar su medio de transporte cerca de Hawai.

Fossett también ha retado la fuerza del mar. En 2004, se hizo con el récord de vuelta al mundo sin escalas navegando a vela en el catamarán Cheyenne. Ayer celebraba su nueva marca de gran altura, que la controlaban los estadounidenses Jeana Yeagar y Dick Rutan desde 1986.

El millonario boy scout viajó solo en el GlobalFlyer, un aparato de 35 metros de largo con tres secciones transversales. Dos de ellas están construidas como depósito de combustible y la tercera aloja el motor y la cabina del piloto. El avión puede alcanzar una altitud máxima de 17 kilómetros y una velocidad de 440 kilómetros por hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de febrero de 2006